WWW.ANTORCHA.NET




REALIDAD MATA ILUSIÓN

Es imposible, y sobre todo sumamente insano, estar viviendo de ilusiones, buscando sacarle la vuelta a la realidad, y ya viene siendo la hora de que los pobladores de este país llamado México, abramos los ojos y enfrentemos el enorme cúmulo de retos que tenemos frente a nosotros tratando de evitar el escondernos de tan dura realidad detrás de un cúmulo de ilusiones sobre lo bien que va México.

Todos sabemos, y no podemos continuar haciendo como que la Virgen nos hablará, que eso no es cierto, y que cada vez que, quizá con buenas intenciones o tratando de inyectar ánimo a la población, los encargados de puestos claves de la administración pública comienzan con su cantaleta de que estamos en una posición inmejorable, y toda una serie de habladas, la realidad se encarga de pellizcarnos el trasero y obligarnos a dejarnos de tonterias.

La situación que como país enfrentamos es bastante delicada, por lo que resulta muy recomendable dejarnos de sueños, y en vez de andar prendiendo veladoras a los santos de nuestra devoción, armarnos de valor y encarar, por nosotros mismos, los problemas.

Vienen momentos definitorios entre los cuales se puede destacar la presentación del presupuesto de ingresos y egresos para el próximo año fiscal a nivel federal, y dependiendo de la propuesta que las instancias de la administración pública hagan al respecto, habremos de estar muy pendientes del efecto que la misma tendrá para los presupuestos estatales y municipales.

Ahora, si tomamos en cuenta el precio internacional del petróleo, no tendremos que esforzarnos mucho para preveer un considerable apretón presupuestario. La delicada situación económica que vive la República va a necesitar del esfuerzo de todos. Habrá sectores de la administración pública que sufrirán, sin lugar a dudas, terribles contracciones en el presupuesto a ejercer, y es lógico y entendible que nadie va a querer que el sector en que se desenvuelve sea afectado. Quizá vaya a haber la necesidad de subir las tasas impositivas e incluso apretar tuercas contributivas en determinadas actividades, y a nadie nos va a parecer que la actividad que desarrollemos resulte afectada por alguna alza en la tasa impositiva. La actitud de hágase la voluntad de Dios en la milpa de mi compadre, va a ser muy socorrida por todos y cada uno de nosotros, e hipócritas y falsearios seríamos si dijésemos lo contrario.

Pues bien, en poco tiempo, habremos de tener la oportunidad de demostrarnos a nosotros mismos si queremos seguir viviendo en el jueguito del mundo de las ilusiones, o de plano optamos por entrarle a la realidad, buscando solucionar problemas.

Por principio de cuentas debemos de estar atentos a la propuesta que las instancias correspondientes realicen en torno al presupuesto federal, y paralelamente deberemos compulsar la reacción de las localidades, esto es, de los Estados y municipios a la tal propuesta para ir planteando, en el momento, nuestras alternativas, conscientes de que habremos de ser persistentes y tenaces en los objetivos que persigamos, sabedores que todo esto no va a ser sencillo, ni mucho menos un simple enchilame otra. Así que deberemos de actuar con paciencia, perseverancia, manteniéndonos tranquilos. Esto es, ¡¡¡nada de aceleres!!! ¡¡¡nada de gritos y sombrerazos!!! Reflexión e inteligencia deberán ser prácticamente nuestras únicas armas, con la seguridad de que un uso correcto de las mismas nos servirá para alcanzar nuestros objetivos de superar una situación de emergencia nacional.

Porque, sin afán de caer en alarmismos ni amarillismos, tenemos frente a nosotros problemas bastante serios, que por supuesto no los vamos a resolver mentando madres a diestra y siniestra o criticando y denostando rabiosamente a determinadas personalidades o agrupaciones políticas.

Si hasta el 2016 la base del presupuesto de egresos tenía en el precio del petróleo su punto de equilibrio, es más que lógico y entendible que en la actualidad ello no va a ser una buena idea. El punto de equilibrio para la conformación presupuestaria habrá de enfocarse mucho más en el aspecto tributario, lo que por si solo generará una novedad bastante riesgosa. Pero ... pues no va a ver de otra ...

México, para bien o para mal, ha iniciado una profunda transformación en su economía interna, lo que evidentemente ha generado nuevos e inéditos panoramas en cuanto a la participación del poder público en la economía, lo que por supuesto ha creado un montón de problemas en el entorno económico. Lo repito, para bien o para mal así es la situación, y eso es lo que debemos enfrentar.

Para acabarla de amolar, el asunto del zipizape entre una Secretaria de Estado y un sindicato, que generó la bestialidad de una matanza en el Estado de Oaxaca, continúa dando mucho de que hablar. Por principio de cuentas, los pobladores -y no nada más la membresía del sindicato en cuestión-, ha realizado una serie de movilizaciones que incluyen bloqueos a vías de comunicación, taponeando carreteras y vías férreas lo que, por supuesto ha traido consecuencias afectando a compañías usuarias de esas vías de comunicación para el transporte de sus mercancías, y, como puede fácilmente comprenderse, los directivos de esas compañías están que no les calienta el sol, lamentándose de pérdidas, a decir de ellos, millonarias. Incluso miembros de sectores empresariales de la actividad comercial han interpuesto formales denuncias ante la Comisión de los Derechos Humanos, alegando la falta de atención por parte de las autoridades para proteger el derecho individual de libre tránsito. Desgraciadamente como la situación de auténtico desgarriate que generó la bestialidad esa de la matanza en el Estado de Oaxaca, ha creado un impasse traumático, parece que nadie desea abocarse a analizar friamente esa situación.

Es comprensible y entendible que los pobladores de ese Estado y de otras zonas del país, hayan emprendido las acciones a que he hecho referencia, pero también es entendible y comprensible que los sectores empresariales afectados estén que echen chispas y centellas, y mal, muchísimo mal haríamos si nos contentáramos con inclinar nuestra opinión en favor de alguna de las dos partes, ya que en la dos priva la razón. Incluso el sindicato también ha expresado, y con bastante razón, que igualmente ha enfrentado enormes pérdidas, incluyendo la de vidas de sus militantes, por lo que considera injusto que se le haga el blanco de la actual situación de ingobernabilidad que prácticamente priva en algunas regiones de algunos Estados de la República.

El panorama, como puede apreciarse, es bastante complicado, sin embargo existe la posibilidad de solución, por lo que es muy oportuno que ninguno de los sectores involucrados pierda la cabeza y actúe haciendo locuras. Reflexión, serenidad e inteligencia, he aquí los elementos que deben servirnos de base en nuestras acciones y análisis.

Es de esperar que esta dificilísima situación vaya resolviéndose dentro de un panorama de civilidad, y no se vuelva a caer en la tontería que en sí fue la detonante de toda esta barbaridad, de la matanza de personas que protestaban. Por el bien de todos, actuemos en pos de tal objetivo.

Agosto de 2016
Omar Cortés


Cambiando de tema, y en referencia a las novedades de este mes de agosto, he colocado el ensayo histórico, El virreinato del periodista, historiador y literato mexicano Vicente Riva Palacio, que corresponde al segundo tomo de la obra México a través de los siglos; además del escrito de mi autoria En el nombre de Dios, publicado originalmente en el número 28, correspondiente a julio de 1995, de la revista Reflexión Libertaria, que Chantal y yo publicábamos, e incluido en nuestra Biblioteca Virtual Antorcha, en el mes de julio de 2003; la recopilación de cuentos de mi hermano Agustín Cortés, fallecido en diciembre del 2000, Como un fantasma que buscara un cuerpo, cuya cuarta edición cibernética, mi ahora fallecida compañera Chantal y yo, colocamos en los estantes de nuestra Biblioteca Virtual Antorcha, en enero del 2003. Finalmente he incluido la reseña de la canción No lo hagas, grabada e interpretada por el grupo de rock Antorcha, cuando se llamaba Las Antorchas, en el año de 1966, esto es, hace ya un poco más de cincuenta años (!!!). Y no obstante el tiempo transcurrido, aún conservo en mi memoria el día cuando la grabamos en el estudio B de la compañía Orfeón, cuando se encontraba situada en la esquina de las calles Av. Universidad y Av. Coyoacán, en la ciudad de México. Fue una tarde, después de haber presentado, lo recuerdo como si hubiera sido ayer, mi examen de anatomía en la preparatoria. Incluso la grabación se realizó a esa hora, precisamente porque debía de presentar el examen de esa materia, la cual, aunque con no pocas dificultades, logre acreditar. ¡¡¡Cómo pasa el tiempo!!!

Por supuesto que continúo manteniendo mi invitación a cualquier interesado, para que consulte:

1) La obra de Ernest Renan, La historia del pueblo judio, haciendo click aquí.

2) El periódico anarquista argentino, Suplemento de La Protesta, correspondiente al año 1925, haciendo click aquí.

3) Los Ensayos pedagógicos del filósofo británico, Bertrand Russell, haciendo click aquí.

4) El interesante trabajo de Alfonso Chavero, que me he permitido titular México antiguo, y que no es sino el primer tomo de la conocida obra México a través de los siglos, haciendo click aquí.

5) El ensayo de Luis G. Urbina, La vida literaria en México, haciendo click aquí.

6) El ensayo jurídico de Carl Schmitt, Teoría de la Constitución, haciendo click aquí.

7) La excelente novela de Vicente Riva Palacio, Monja casada, virgen y martir, haciendo click aquí.

8) El ensayo de Pedro Kropotkin La gran Revolución, sobre la historia del revolución francesa, Haciendo click aquí.

9) La divertida novela del escritor mexicano Manuel Payno, El fistol del diablo, escrita en los años 1846-47, haciendo click aquí.

10) El ensayo filosófico del gran teólogo del catolicismo, el jesuita Henri de Lubac, Proudhon y el cristianismo, haciendo click aquí.

11) El trabajo del historiador griego Polibio, Historia universal durante la República romana, haciendo click aquí.

12) El Ensayo sobre el libre albedrío del filósofo alemán Arturo Schopenhauer, haciéndo click aquí.

13) La novela Madame Bovary, del escritor francés Gustav Flaubert, haciendo click aquí.

14) El suplemento del periódico anarquista argentino La Protesta, correspondiente al año 1924, haciendo click aquí.

15) El conjunto de escritos de León Tolstoi sobre La guerra ruso japonesa. haciendo click aquí.

16) El recordatorio Cuarenta años de existencia de Ediciones Antorcha, ensayo y video de Omar Cortés, haciendo click aquí.

17) La guerra y la paz, de León Tolstoi, haciendo click aquí.

18) El ideal anarquista: Una brújula segura, de Juana Rouco Buela, haciendo click aquí.

19) Las mil y una noches, obra anónima, haciendo click aquí.

20) Historia sexual de la humanidad, de Eugen Relgis, haciendo click aquí.

21) Examen de las Instituciones de Justiniano, del jurista francés M. Eugenio Lagrange, traducida por José Vicente y Caravantes, haciendo click aquí.

22) Historia de la guerra de México. Desde 1861 a 1867, de Pedro Pruneda, haciendo click aquí.

23) La asamblea de las mujeres de Aristófanes, haciendo click aquí.

24) Mi escrito, Y luego ... qué sigue, haciendo click aquí.

25) Cuando el recuerdo evoca la memoria. La revista Reflexión Libertaria y su lema Sinceridad, estudio y trabajo, haciendo click aquí.

26) El enemigo del pueblo de Henrik Johan Ibsen, haciendo click aquí.

27) Mi escrito La propuesta, haciendo click aquí.

28) La presencia libertaria en la prensa mexicana. El caso del periódico quincenal Avante, haciendo click aquí.

29) Los evangelios comentados por Pierre Joseph Proudhon, haciendo click aquí.

30) Mi escrito La situación, haciendo click aquí.

31) Los periódicos correspondientes al suplemento del periódico anarquista argentino La Protesta del año 1923, haciendo click aquí.

32) Sagitario el instrumento periodístico de la continuidad, haciendo click aquí.

33) Los periódicos correspondientes al suplemento del periódico anarquista argentino La Protesta del año 1922, haciendo click aquí.

34) El cuento corto de mi autoria, Rosenda, haciendo click aquí.

35) El escrito autobiográfico, Confesiones, de Paul Verlaine, haciendo click aquí.

36) El ensayo Los derechos del hombre, escritos en dos partes por Thomas Paine, haciendo click aquí.

37) Mi escrito Aquelarre, haciendo click aquí.

38) El cuento corto de mi autoría, La llamada. Haz click aquí, si deseas leer este cuento.

39) La obra de Teodoro Hernández, La historia de la revolución debe hacerse. Haz click aquí, si deseas leer o consultar esta obra.

40) El escrito de mi autoría, Los asqueantes señores del poder y sus odiosas manipulaciones. Haz click aquí, si deseas leerlo.

41) El cuento, también de mi autoría, El tesoro de la Convención. Haz click, si deseas leer este cuento.

42) La presentación y la película La banda del automóvil gris. Haz click aquí, si deseas ver esta película.

43) La obra de Hernando Alvarado Tezozomoc, Crónica mexicana. Haz click aquí, si quieres leer o consultar esta obra.

44) Mi escrito ¡¡¡Aguas!!! La presión está subiendo. Haz click aquí, si deseas leer este artículo.

45) El semanario anarquista argentino La Antorcha, editado durante los años de 1921 a 1932. Haz click aquí si deseas consultar alguno de los trescientos ejemplares que lo conforman.

46) El periódico insurgente La abispa de Chilpancingo, editado por Carlos María Bustamante durante los años 1822 y 1823. Haz click aquí, si deseas consultar este periódico.

47) El periódico anarquista mexicano El Compita, editado durante los años 1981-1982. Haz click aquí si deseas consultar este vocero.

48) La edición virtual de La eneida de Virgilio. Haz click aquí si deseas leer, hojear o consultar esta obra.

49) De salarios, ahorros y peligros, haciendo click aquí.

50) ¡¡¡Este arroz ya se coció!!!, haciendo click aquí.

51) Un día después, haciendo click aquí.

52) En recuerdo de un amigo, haciendo click aquí.

53) El fandango de la Reforma Energética, haciendo click aquí.

54) El conjunto de reflexiones que realice hace ya mas de tres años sobre la Reforma Hacendaria, haciendo click aquí.

55) El conjunto de reflexiones que sobre la Reforma Energética hice el año de 2013, haciendo click aquí.

56) Mi escrito, El reto, haciendo click aquí.

57) Mi escrito, No es más que el principio, haciendo click aquí.

58) Mi escrito, ¡Cuidado! Se vislumbran nubarrones de desestabilización, haciendo click aquí.

59) Mi escrito, La hora de la verdad, haciendo click aquí.

60) Mi escrito, O todos coludos, o todos rabones. La lucha por la elaboración del presupuesto, haciendo click aquí.

61) Mi escrito, Tiempos difíciles, haciendo click aquí.

62) Mi escrito, El momento ha llegado, haciendo click aquí.

63) Mi escrito, Es hora de reflexionar, haciendo click aquí.

64) Mi escrito, Un año más que se va ..., haciendo click aquí.

65) Mi escrito, Grandes retos a vencer, haciendo click aquí.

66) Mi escrito, Ante adversidades y provocaciones, haciendo click aquí.

67) Mi escrito Entre recortes presupuestarios y elevacion de tasas, haciendo click aquí.

69) Mi escrito ¡Qué lástima!, haciendo click aquí.

69) Mi escrito Entre patadas voladoras, piquetes de ojos y costalazos, haciendo click aquí.

70) Mi escrito ¿Problemas en puerta?, haciendo click aquí.

71) Mi escrito El remolino, haciendo click aquí.

Agosto de 2016
Omar Cortés




Vicente Riva Palacio

EL VIRREINATO

Presentación



La obra que ahora coloco en los estantes de la Biblioteca Virtual Antorcha no es otra que el segundo tomo, correspondiente al periodo virreinal, de la obra México a través de los siglos, publicada originalmente a finales del siglo XIX, escrito por Vicente Riva Palacio.

Este tomo, sin duda resulta ser uno de los más interesantes de los cinco que conforman la obra completa, por abocarse a un tema poco tratado y, sin embargo, de enorme importancia para entender el desarrollo de lo que, con el paso de los siglos, ahora conocemos como México.

En efecto, resulta necio y absurdo negar la importancia que para el desarrollo de nuestro país tuvo el denominado periodo virreinal que se extiende por un considerable periodo de tiempo que abarca cerca de tres siglos.

Dícese que aquella sería la época en la que como mexicanos emergeriamos, deambulando en nuestro laberinto de la soledad, como la generación de los hijos de la chingada, producto de la violación de nuestras madres indígenas. Nosotros, a decir de un ilustre premio nobel, quedaríamos marcados, por los siglos de los siglos, por la ofensa que el conquistador realizó al violar a nuestra madre india, marcándonos con el complejo que habrá de acompañarnos hasta el final de nuestros días.

La anterior descripción del surgimiento de lo mexicano, aunque francamente resulte algo más que patética, es sin embargo muy socorrida por filósofos y antropólogos mexicanos, asi que esperando que lo del vocablo chingada no se tome a mal, sino en su correcto sentido, continuemos.

El periodo virreinal en sí, lejos, muy lejos estuvo de representar el surgimiento de la generación de los hijos de la chingada, sino más bien constituyo el inicio de algo nuevo, de algo inédito desde el punto de vista social. Lo mexicano no puede ser considerado como producto del abuso sexual del conquistador hispano en la persona de la mujer indígena, sino más bien la conformación de una especie de crisálida, un capullo formado por un conjunto de instituciones y costumbres que ira estructurando en su interior una linda y esplendorosa mariposa, que en un momento dado habrá de desplegar sus alas mostrando al mundo la poliformia de sus maravillosos colores, y buscando desenvolverse con entera libertad una vez fuera del capullo que la aprisiona. Nada, pues, de generaciones de hijos de la chingada, ni de solitarios laberintos, sino simple y sencillamente una trasmutación de algo bello en algo mucho más bello. Eso, simplemente, es lo que podríamos considerar como lo mexicano.

Ahora, en relación con el virreinato, tenemos que como institución surgida a raíz del proceso de conquista y colonización de los territorios españoles en América, se consolidaria después de un meteórico desarrollo de instituciones que le precederían comenzando por el Real Consejo de Indias, formado en 1519 y que fue a partir de 1524 la autoridad suprema para abordar los asuntos referentes al denominado Nuevo Mundo. Continuaría, en el seno de este meteórico proceso, el autonombramiento realizado por Hernán Cortés autoconsiderándose como Capitán general de justicia mayor y marqués del valle de Oaxaca, por lo cual Cortés devendría como el primer gobernante hispano en los territorios del Nuevo Mundo. En seguida se establecería el llamado gobierno de los Oficiales Reales, y en 1527, el rey hispano instituye la Primera Audiencia, misma que en poco tiempo sería sustituída por una Segunda Audiencia.

Paralelo a este proceso genérase, en el aspecto legislativo-administrativo, otro en el que tanto el llamado Consejo de Indias, asi como la Casa de Contratación de Sevilla, destacan en cuanto instituciones reguladoras de leyes y autoridades en los dominios del Nuevo Mundo. Y en el terreno específicamente religioso el Patronato regio, institución garante del conjunto de privilegios y facultades que los Papas católicos otorgaron a los reyes de España y Portugal para la evangelización de los naturales y el entronamiento de la iglesia católica en América, redondean el marco en el cual emergerá el virreinato, conformado, en esencia, por reinos y capitanías, siendo uno de los primeros, el llamado Reino de la Nueva España en el que, a lo largo de su historia confluirían varios señoríos, unos, los menos, destinados a elementos españoles y, otros, los más, otorgados a etnias indígenas que colaboraron con las fuerzas españolas tanto militarmente durante la conquista, como en el proceso de colonización.

Desde un inicio, y no obstante haberse claramente delimitado las fronteras de la denominada República de indios, del campo específicamente hispano, estableciéronse puentes de comunicación y de respeto entre ambas culturas, jugando en ello un importante papel la presencia del clero católico tanto regular como secular. Franciscanos, dominicos y agustinos actuarían en diferentes zonas del territorio novohispano con la clara intención de buscar la asimilación del indio al catolicismo pero estableciendo, en la realidad, canales de comunicación que conducirían al surgimiento de una sui géneris religión sincrética en la que la presencia de rasgos culturales hispanos se mezclaria con los rasgos indígenas dándo pávulo a la conformación de la crisálida a la que ya nos hemos referido.

Dos casas reales europeas reinarían en la Nueva España a través del virreinato: la Casa de Austria, y, posteriormente, la Casa de los Borbones.

Once reyes y sesenta y dos virreyes gobernarían la Nueva España durante los casi tres siglos de existencia del periodo virreinal, apoyados por innumerables cacicazgos y autoridades indígenas de los pueblos y/o etnias que colaboraron con las fuerzas hispanas en el proceso militar de conquista y de expansión en la colonización.


En la obra que ahora pongo a disposición de cualquier interesado, Riva Palacio aborda, de manera minuciosa y bastante entretenida, cada uno de los procesos por los que hubo de deambular el sistema virreinal a lo largo de su existencia.

Era el siglo del combate -nos dice don Vicente- de todos contra todos. Luchas religiosas, políticas, sociales, literarias, científicas; descubrimientos y conquistas de países ignorados y desconocidos; reformas en las costumbres, en las legislaciones, en la religión, en la filosofía: todo lo traía y todo lo intentaba ese siglo que preparó con una evolución convulsiva y sangrienta la geografía del mundo y el estado de los espíritus, para recibir la semilla de la moderna civilización.

(...)

En medio de ese insólito movimiento -sentencia-, atraviesa aquella época histórica llevando sobre sus hombros el terrible peso de dos mundos, el hijo de doña Juana la loca, el emperador Carlos V, quizá el soberano más poderoso de cuantos han existido sobre la tierra.

Luchando con dificultades que parecían insuperables para hacerse jurar rey de Castilla y Aragón, aquel joven monarca, que llega casi como un pretendiente a España, llena en pocos años con su nombre un siglo y dos mundos, y prepara la gran revolución política de la tierra, sembrando bajo la sombra de sus banderas y entre el estruendo de sus armas, el germen de grandes nacionalidades, que deben divirse el mundo en lo porvenir.

Los estandartes del emperador paseaban triunfantes en Europa, en Asia, en Africa y en América: ante él se inclinaban los mismo los habitantes de las Antillas que los orgullosos magnates españoles; los astutos príncipes italianos y los soberbios señores alemanes. Cautivos suyos fueron el Pontífice romano, el rey de Francia y el de Navarra, los emperadores de México y del Perú, Muley-Azen, rey de Túnez, y muchos soberanos del Nuevo Mundo. La suerte de las naciones de ambos continentes estaba a su arbitrio, porque una palabra suya bastaba para hacer salir de la cubierta la espada de sus grandes capitanes; y cuando, cansado de glorias y de luchas, de triunfos y desengaños, busca en el retiro de una celda una tranquilidad imposible de conseguir, deja sobre el trono de España, como un espectro de su gloria y de su genio, al sombrío Felipe II, en cuyos dominios jamás se ponía en sol, que por medio de una política artera y misteriosa busca consolidar las conquistas de su padre ...

(...)

En siglo tan grande y en que tan estupendos acontecimientos pasaban, los reyes de España adquirieron por el derecho de conquista, consagrado por Alejandro VI, los fértiles y ricos dominios que en el mundo de Colón recibieron por la voluntad de Hernán Cortés el nombre de Nueva España.


El desarrollo de esa denominada Nueva España será la tarea que con gran acierto y basándose, según él mismo lo afirma, en la documentación almacenada en bibliotecas monacales y religiosas en general, realice don Vicente Riva Palacio en esta obra que, sin lugar a dudas puede llegar a considerársele como su obra cumbre.

Si bien desde la época en la que don Vicente escribió esta obra, a la actualidad, el tema ha sido objeto de varios estudios, este segundo tomo de México a través de los siglos, continúa siendo de gran importancia, no sólo para el historiador o el estudiante de historia sino, también, para las personas comunes que tan solo buscan en su lectura el goce o el placer. Esto es, un diletantismo positivo.

Por supuesto que esta obra difícilmente puede comprenderse como un libro para ser leido de principio a fin, sino que su importancia radica en ser un abrevadero, una fuente de consulta ya para temas específicos, o bien, simplemente para pasar buenos momentos enterándose de cosas capaces de producir goce o deleite.

He colocado el índice de esta obra con el doble objeto de que quien se acerque a curiosear, pueda enterarse plenamente de su contenido, al igual que para simplificar la tarea de aquel que busque información específica sobre algún acontecimiento, puesto que mediante la atenta lectura del índice podrá acceder al objeto de sus pretensiones de manera relativamente sencilla, por lo que es conveniente el sugerir la lectura del indice para asi poder comprender los alcances de esta obra.

Mal, mucho mal haríamos en concebir este trabajo simplemente como una herramienta para el estudioso, cercenándole su carácter como fuente generadora de placer. Pienso que esta doble función no debe perderse de vista, por lo que si el estudioso tiene en esta obra un importante catálogo de anécdotas y documentos, quien se acerque a ella simplemente por el deseo de curiosear sobre determinados personajes, instituciones, anécdotas o pasajes históricos, igual tiene ante si un inmenso tesoro que puede proporcionarle un placer enorme.

Sea cual fuere el motivo por el que quienes de vez en vez deambulan por los estantes de esta Biblioteca Virtual Antorcha, llegen a hojear esta magna obra, es de desear que alcancen todos y cada uno de los objetivos que se propongan, y sobre todo, que gocen plenamente de este suculento manjar representado en la obra El Virreinato de don Vicente Riva Palacio.

Agosto de 2016
Omar Cortés



Indice

Introducción

LIBRO PRIMERO
1521-1599

Capítulo primero
(Año de 1521).- Estado de la ciudad al ser ocupada por Cortés.- Pesquisas para encontrar los tesoros de Moctezuma.- Tormento de Cuauhtémoc.- Primeras disposiciones de Cortés.- Gobierno de la ciudad.- Limpia y reparación de los acueductos.- Establecimiento de Atarazanas.- Repartición del botín.- Descontento de los soldados y disturbios en el ejército.- Esclavos comprendidos en el quinto del rey.- Huesos de gigante.- Precesión y misa celebrada por fray Bartolomé de Olmedo.- Mujeres robadas por los españoles.- Venta de mujeres en almoneda.- Tepuzque.

Capítulo segundo
(1521-1522).- Principio del establecimiento de la colonia.- Progresos de la geografia en Nueva España.- Exploraciones y descubrimientos.- El volcán Popocatepetl.- El mar del sur.- El reino de Michoacán.- Villadiego.- Parrilla.- Viaje de Montaño y sus compañeros a Tzintzuntzan.- Su permanencia allí.- Su vuelta a Coyoacán.- Enviados de Tzintzuntzan.- El hermano de Tzintzicha llega a Coyoacán.- Recibimiento que le hace Cortés.- Su vuelta a Tzintzuntzan. Viaje de Tzintzicha a Coyoacán.- Los mexicanos ponen a Tzintzincha el apodo de Caltzontzin.- Juicio sobre este rey.- Cristobal de Olid llega de paso para Colima a Tzintzuntzan.- Pinturas antiguas recogidas por Beaumont.- Idioma de los tarascos.

Capítulo tercero
(1521-1522).- Insurrecciones en Tuxtepec y costas del Golfo.- Hostilidades de los mixtecas a los españoles de Segura de la Frontera.- Expedición de Gonzalo de Sandoval.- Francisco Orozco recibe refuerzos para la conquista de Oaxaca.- Salida de ambos de Coyoacán.- Su separación en Tepeaca.- Sandoval pacifica Huatusco.- Ocupación de Tuxtepec.- Castigo del jefe de la insurrección.- Orozco emprende el camino de Oaxaca.- Noticia de la fundación de esa ciudad.- Los mexicanos mixtecas quieren resistir.- Sumisión de los reyes de Zachila y Tehuantepec.- El rey mixteca se somete.- Capitulación de los mexicanos en Peñoles.- Los idiomas de Oaxaca.

Capítulo cuarto
(1521-1522).- Difícil situación de Cortés.- Peligro de una sublevación de los mexicanos.- Predisposición de las tropas españolas contra su jefe.- Los enemigos de Cortés.- Diego Velázquez.- El obispo Fonseca.- Cómo se gobernaban los negocios de Indias en España.- Llegada de Cristobal de Tapia a Veracruz.- Dificultades que encuentra para encargarse del gobierno.- Conducta que observan Cortés y sus amigos.- Conspiración en favor de Tapia.- Embárcase éste de nuevo para volver a Santo Domingo.- Vuelve Gonzalo de Sandoval a la conquista de Tuxtepec. Derrotan los mixes al capitán Briones.- Sumisión de Xaltepec.- Repartición de encomiendas hecha por Sandoval.- Llegada de la expedición a Goatzacoalco.- Fundación de la villa del Espíritu Santo.- Llegada de doña Catalina Xuárez, mujer de Cortés.- Sublevaciones en Goatzacoalco.- Llegada de Juan Bono de Quexo.- Su viaje a Coyoacán y su regreso a las islas.

Capítulo quinto
(1522-1523).- Expedición de Pedro de Alvarado a Tututepec.- Sus crueldades y su codicia.- Sumisión del cacique de Tututepec.- Desconfianza de Alvarado.- Prisión del cacique.- Su muerte.- Sucédele su hijo en el señorío.- Nueva población española con el nombre de Segura de la Frontera.- Conjuración de los españoles contra Pedro de Alvarado.- Castigo de los conspiradores.- Regreso de Alvarado a México.- Despuéblase la nueva villa.- Disgusto de Cortés.- Providencias que dicta sobre esto.- Expedición de Villafuerte a Zacatula.- Juan Alvarez Chico es derrotado por los de Colima.- Envía Cortés a Cristobal de Olid en auxilio de Chico.- Olid llega a Zacatula.- Quiere penetrar a Colima y es rechazado.- Cortés envía a Colima a Gonzalo de Sandoval.- Sandoval busca refuerzo en Zacatula.- Derrota y sumisión de los de Impilzingo.- Fundación de Colima.- Antecedentes de la expedición de Francisco de Garay al Pánuco.- Prepara Garay una armada.- Noticia que de ella da al rey la Audiencia de Santo Domingo.- Lo que dispone en rey en esto.- Garay llega a Cuba.- Prepara la fundación de una villa en el Pánuco.- Acuerdo que tiene con el licenciado Zuazo.- Llega al río de las Palmas.

Capítulo sexto
(1523).- Cortés tiene noticia de los preparativos de Garay.- Dispone poblar el Pánuco.- Expedición para esa provincia.- Conquista y pacificación de ella.- Fundación de Santi-Esteban del Puerto.- Regreso de Cortés a México.- Llegada de Garay a Nueva España.- Cortés envía a Pedro de Alvarado.- Resuélvese a salir personalmente contra Garay.- Real cédula previniendo a Garay que no entre en tierras pobladas por Cortés.- Garay desembarca en el río de las Palmas.- Desaciertos del Adelantado.- Sufrimientos de sus soldados.- Deserciones.- Notifícase a Garay la real cédula.- Diligencias para su regreso a Jamaica.- Resistencia de los soldados para seguirle.- Los tenientes de Cortés se apoderan de los navíos de Garay.- Resuélvese el Adelantado a marchar a México.- Cortés le recibe amistosamente.- Concierto entre ambos.- Muerte de Garay.

Capítulo séptimo
(1521-1523).- Dificultades de los reyes de España para el gobierno de las Indias.- Su falta de conocimiento.- Perturbaciones en las islas.- Gobierno de Colón.- Cédulas que obtiene del rey para el destierro de los criminales a las Indias.- Abusos en los repartimientos.- Los frailes jerónimos son nombrados para gobernar las Indias.- Dirección del gobierno de Indias.- Dificultades de la comunicación con el rey.- Cortés manda por procuradores a la corte a Montejo y a Portocarrero.- Viaje de los procuradores.- Dificultades en España.- Intrigas del obispo de Burgos.- Cortés envía a España nuevos procuradores.- El corsario Florín los hace prisioneros en el mar.- Continúan las intrigas del obispo de Burgos.- Regreso de Carlos V a España.- El Papa Adriano interviene en los negocios de Nueva España.- Recusación del obispo de Burgos.- Nombramiento de una junta para resolver sobre las quejas de Cortés y Diego Velázquez.- Resoluciones de esa junta.- Cortés gobernador y capitán general de Nueva España.- Consideraciones sobre los primeros ayuntamientos de la colonia.

Capítulo octavo
(1521-1536).- Real cédula sobre la libertad de los naturales de Nueva España.- Discordia que causa entre los españoles.- Cortés apela de la real provisión.- Repartimientos y encomiendas.- Su origen.- Por qué se llamaron encomiendas.- Cuestión sobre la justicia de los repartimientos.- Inconvenientes de las encomiendas.- Los reyes de España procuran impedir el establecimiento del sistema de encomiendas.- Resistencia de los encomenderos.- Reglaméntanse los repartimientos y encomiendas.- Qué cosa eran las encomiendas.- Cómo se pagaban los tributos.- Derechos y obligaciones de encomenderos y tributarios.- Cómo se hacía la cuenta de las encomiendas.- Requisitos para dar las encomiendas.- Infracciones de las cédulas sobre encomiendas.- Naboríos, quiénes eran y su condición.- Indios esclavos.- Causas de esclavitud.- Hiérranse los esclavos y cómo.- Real cédula para que se conceda licencia de hacer y herrar esclavos.- Abusos.- Esclavos por causa de guerra.- Esclavos por rescate.- Secuestro de esclavos.- Naboríos por fuerza.- Hierro.- Cortés quiere oponerse a las licencias para hacer esclavos.- Queja de los obispos y otras personas contra esos abusos.- El padre Motolinía pretende defenderlos.- Medidas del virey Mendoza para acabar con la esclavitud de los indios.- El gobernador y cabildo de Tlaxcala da libertad a todos los esclavos de su provincia.

Capítulo noveno
(1523-1525).- Nueva rebelión de la provincia del Pánuco.- Muerte de españoles.- Aflictiva situación de la villa de Santi-Esteban del Puerto.- Cortés manda a Gonzalo de Sandoval a pacificar la provincia del Pánuco.- Marcha de Gonzalo de Sandoval.- Su llegada a la villa de Santi-Esteban.- Operaciones militares.- Derrota de los sublevados.- Murmuraciones de los de Garay.- Castigo bárbaro que impone Sandoval a los rebeldes.- Llega al Pánuco el alcalde Diego de Ocampo.- Destierro de los capitanes de Garay.- Regreso de Sandoval a México.- Manda Cortés a Cristobal de Olid a la conquista de las Hibueras.- Olid desde el camino comienza a pensar en levantarse con la armada.- Aliéntale para ello los parciales de Diego Velazquez.- Llegada de Olid a las Hibueras.- Fundación de la villa del Triunfo de la Cruz.- Gil Gonzalez de Avila puebla San Gil de Buenavista.- La Audiencia de la Española escribe al rey temiendo rompimientos y escándalos entre los conquistadores de las Hibueras.- Por las reales provisiones que recibe la audiencia, manda al Br. Pedro Moreno al continente.- Gil González de Avila y Cristóbal de Olid forman alianza.- Cortés arma una expedición para castigar a Olid.- Confía el mando de ella a Francisco de las Casas.- Sale Las Casas con la armada para las Hibueras.- El teniente gobernador de la isla de Cuba tiene noticia de la expedición.- Llega la armada de Las Casas al Puerto de la Sal.- Las Casas apresa dos navíos en las aguas del Triunfo de la Cruz y cañonea al pueblo.- Manda comisionados a Cristóbal de Olid que no consiguen hacer arreglo.- El viento norte hace zozobrar la escuadra de Las Casas.- Sálvase éste y cae prisionero en poder de Cristóbal de Olid.- Sublévase un capitán de los de Olid con alguna tropa.- Gil González de Avila va a hablar a Cristóbal de Olid.- Este le retiene prisionero.- Asesinato de Cristóbal de Olid.

Capítulo décimo
(1523-1524).- Sublevaciones de los ixes y zapotecas.- Los vecinos de la villa del Espíritu Santo procuran pacificar la provincia.- Esfuerzos que hace para conseguirlo el capitán Luis Marín.- Va a México a pedir auxilio.- Dale Cortés tropa española e intrucciones para poblar una villa.- Organízase una expedición en el Espíritu Santo.- Dificultades que en la marcha oponen los accidentes del terreno.- Combates.- Llega la expedición a Chiapa.- Danse la paz los pueblos de la provincia.- Los españoles no se resuelven a fundar una villa.- Vuelta de la expedición al Espíritu Santo.- Disgusto y perturbaciones causadas por Alonso de Grado y Diego de Godoy.- El capitán Marín los hace prender.- Riña entre Godoy y Bernal Díaz del Castillo.- Motivo de esta riña.- Llega la expedición de vuelta del Espíritu Santo.- Sale Pedro de Alvarado de México a la conquista de Guatemala.- Combate en Tehuantepec y toma del peñon de Güelamo.- Atraviesa la provincia de Soconusco.- Combate con los de Utatlán.- Desconfianza de Pedro de Alvarado.- Manda quemar al señor de Utatlán.- El señor de Guatemala se da por vasallo al rey de España.- Pedro de Alvarado entra en la ciudad de Guatemala.- Conquista de las provincias limítrofes.- Cortés envía otra expedición al Espíritu Santo.- Va como jefe de ella Rodrigo de Rangel.- Sale Rodrigo de Rangel del Espíritu Santo para Zimatlán.- Vuelta de la expedición al Espíritu Santo.- Escasez de artillería y parques.- Cortés fabrica pólvora y funde cañones.- Envíanse al rey nuevos regalos.- El cañón Fenix.- Lo que de él se dijo en la corte.

Capítulo décimoprimero
(1521-1524).- Establecimiento del gobierno y administración interiores de la colonia.- Capitulaciones.- En qué consistían.- Qué cláusulas comprendían.- Capitulaciones con Cristóbal Colón.- Capitulaciones posteriores.- Requeriase la capitulación para todo descubrimiento.- Cortés no celebró capitulación alguna.- Capitulación de Diego Velázquez e intrucciones de éste a Cortés.- La conquista de México se hizo sin autorización ni auxilio del rey.- Nombramientos de ayuntamientos.- Los caciques conservaron el señorío de la tierra.- Fundación de las villas españolas.- Derechos de los vecinos.- Obligaciones de los pobladores.- Planta para la formación de las villas.- Los templos.- Carácter militar de los pobladores de una villa.- Armas y alardes.- División de pueblos en Nueva España.- Pueblos de indios.- Los que correspondían a los encomenderos.- Los que pertenecían a la corona.- Obligaciones de los encomenderos y sus derechos.- Los ayuntamientos establecidos por Cortés.- Disposiciones dictadas por Cortés y los ayuntamientos para el establecimiento del gobierno de la colonia.- Oficiales reales.- No los hubo legítimamente nombrados hasta la llegada de Salazar y Chirino.- Los escribanos.- Su influencia y el papel que desempeñaban.- Jueces pesquidores.- Centralización del gobierno en la Nueva España.- Comunicación y comercio entre la colonia y la metrópoli.- Obstáculos que se presentaban al comercio.- Oposición del obispo de Burgos para las comunicaciones entre la metrópoli y la colonia.- Cortés impide la salida de los navíos de Nueva España.

Capítulo décimosegundo
(1524-1525).- Cortés determina ir a las Hibueras.- Opónense a su viaje los oficiales reales.- Ofrece Cortés no ir a las Hibueras.- Sale para la expedición.- Quedan en el gobierno de México Zuazo, Estrada y Albornoz.- Comitiva de Hernán Cortés.- Cásase doña Marina cerca de Orizaba.- Llega Cortés a la villa del Espíritu Santo.- Cómo lo reciben los vecinos.- Vuélvense de allí para México el factor y veedor.- Cortés continúa su marcha.- Grandes dificultades y trabajos.- Escasez de víveres.- Hambres.- Muerte de Cuauhtémoc.- Descendientes de Cuauhtémoc.- Cédula real con motivo de la muerte de Cuauhtémoc.- Otra relativa al señorío y armas de nobleza de don Diego de mendoza de Austria Moctezuma.- Remordimientos de Cortés por la muerte de Cuauhtémoc.

Capítulo décimotercero
(1526).- Cortés sigue su marcha para las Hibueras.- Llegada de la expedición a la antigua villa de San Gil de Buenavista.- Estado de la villa y de sus habitantes.- Cortés ordena la despoblación del lugar.- Marcha una parte de la expedición por tierra con Gonzalo de Sandoval.- Cortés emprende la navegación por el golfo dulce.- Encuentra provisiones y vuelve a San Gil.- Sale Cortés de San Gil con todos los vecinos.- Llega al puerto de Caballos.- Va a Trujillo.- Fundación de Trujillo por orden de Francisco de Las Casas.- El teniente de Las Casas roba los equipajes de los que iban a poblar a Trujillo.- Asiéntase la población.- Llega el bachiller Pedro Moreno comisionado por la Audiencia.- Niégase a socorrer a los de Trujillo.- Ruano es nombrado teniente de la villa.- El bachiller Moreno se embarca llevando muchos indios herrados.- Ruano es depuesto y enviado a la isla de Española.- Recibe Cortés noticias de las perturbaciones de México.- Emprende tres veces el viaje a Nueva España sin poder llevarle a efecto.- Gonzalo de Sandoval tiene empeño en que Cortés regrese a Nueva España.- Envía Cortés a México a su criado Martín Dorantes.- Llega a Trujillo comisionado por los franciscanos de México fray Diego Altamirano.- Embárcase Cortés para la Nueva España.- Una tormenta le obliga a refugiarse en la Habana.- Ligeras consideraciones sobre la expedición de las Hibueras.

Capítulo décimocuarto
(1525-1526).- Quedan Estrada, Albornoz y Zuazo como gobernadores de México.- Discordia entre Albornoz y Estrada.- Vuelven Salazar y Chirino a México enviados por Cortés.- Son reconocidos como gobernadores con exclusión de Estrada y Albornoz.- Rodrigo de Paz consigue que Estrada y Albornoz sean reconocidos como gobernadores.- Reclaman Estrada y Albornoz su reconocimiento como tenientes gobernadores.- Opónense Salazar y Chirino.- Pregonan pena de muerte al que aprobase lo que el licenciado Zuazo había determinado.- Salazar hace que firmen un decreto de prisión contra Paz.- Disgusto entre los gobernadores.- Sublevación popular promovida por Salazar y Chirino.- Opinión del licenciado Zuazo.- Se nombra al síndico Sánchez Farfán para levantar una información y dar cuenta al rey.- Aprehenden al licenciado Zuazo y mándanlo a Medellín.- Disculpa de Salazar y Chirino por este tratamiento.- Acuerdan el tesorero y contador con los frailes de San Francisco recoger y ocultar los tesoros del rey.- Estrada y Albornoz toman como pretexto para salir de México el llevar el oro y joyas al rey.- Salen de México y tómanles presos en el camino.- Abusos cometidos por Salazar y Chirino.- Supónese a Cortés muerto.- Dicen algunos que han visto el alma de Cortés en pena.- Niega Paz esta muerte.- Exigensele los tesoros de Cortés.- Paz se defiende tomado por fuerte el palacio de Cortés.- Juana Ruiz de Marcilla niega la muerte de Cortés y sus compañeros.- Castigo impuesto por esto a la Marcilla.- Tormentos y muerte de Paz.- Honras por el alma del conquistador.- El ayuntamiento pregona por únicos gobernadores a Salazar y Chirino.- Acta de obediencia a los gobernadores.- Procuradores nombrados en la Nueva España para ir a la metrópoli.- Salazar y Chirino hacen repartimientos y encomiendas despojando de sus bienes a Cortés y a los que con él iban.- Influencia de Diego de Ocala.- Tiranías de los gobernadores.- Prisión de Gil González de Avila.- Los gobernadores sacan a los retraídos de San Francisco.- Fray Martín de Valencia publica entredicho y se sale de México.- Vuelta de fray Martín y reconciliación de los gobernadores.- Sublevaciones en el Pánuco y en Oaxaca.- Sale Chirino a sofocar esas sublevaciones.

Capítulo décimoquinto
(1525-1526).- Los amigos de Cortés retraídos en San Francisco, conspiran contra Salazar y Chirino.- Llega a México Martín Dorantes.- Salazar avisa la llegada de Dorantes a Chirino.- Preséntanse las cartas de Cortés a los retraídos de San Francisco.-Ocurren allí los amigos de Cortés y el ayuntamiento.- Nómbranse gobernadores a Estrada y Albornoz.- Salazar se prepara a defenderse.- Intímase a Salazar que se rinda y niégase a hacerlo.- Nómbranse los capitanes que deben aprender a Salazar.- Salen con gente de San Francisco sobre el palacio.- André de Tapia intima rendición a Salazar segunda vez.- Niégase Salazar y los de Tapia atacan el palacio.- Prisión de Salazar.- Nombramientos de funcionarios.- Salazar es encerrado en una jaula.- Viaje a las Hibueras de fray Diego de Altamirano.- Honores hechos a Juana Ruiz de Marcilla.- Chirino aprendido en Tlaxcala, es llevado a México y enjaulado.- Conspiraciones de los parciales de Salazar y de Chirino.- Ayudan a éstos los sublevados contra Pedro de Alvarado que habían llegado a Guatemala.- Descúbrese la conspiración.- Son ejecutados Pérez. Lugones y Melgarejo.- El ayuntamiento pide el castigo de Salazar y de Chirino.- Nuevas conspiraciones.- Son ajusticiados Escobar, Valverde y Pastrana.- Recíbese en México la noticia de la llegada de Cortés a Veracruz.- Viaje de Cortés de la Habana a Veracruz.- Permanece en esa villa ocho días.- Camino de Cortés a México.- Grandes festejos que se hacen a su paso en las poblaciones del tránsito.- Llega a Ixtapalapan.- Salen a recibirle Estrada, el ayuntamiento y los vecinos de México.- Entrada solemne en la capital.- Celébrase cabildo en San Francisco.- Nombramiento de funcionarios municipales.

Capítulo décimosexto
(1527-1528).- Primeras disposiciones de Cortés a su regreso de las Hibueras.- Nombramiento de Alonso de Grado para juez pesquisidor.- Llega a Veracruz el licenciado Luis Ponce de León, como juez de residencia de Hernan Cortés.- Cortés recibe noticia de la llegada de Ponce de León y se prepara a recibirle.- Ponce de León precipita la marcha y llega a Ixtapalapan.- Lo recibe allí Andrés de Tapia y le obsequia con un banquete.- Llega Ponce de León a México, y presenta la provisión que del rey traía.- Se hace pregonar en México la residencia de Cortés.- Muerte del licenciado Ponce.- Se dice que murió envenenado.- Lega al licenciado Aguilar sus poderes.- Niégase éste a ejercerlos.- Motivos por los cuales Aguilar se rehusa.- Deja como herencia sus facultades a Alonso de Estrada.- Sandoval entra en el gobierno en compañía de Estrada por poco tiempo.- Llega cédula real, por la que Estrada gobierna solo.- Destierra a Cortés de Nueva España.- Es mal recibida esta disposición hasta por su misma mujer.- Alármanse los gobernantes al ver la gran multitud que visitaba a Cortés en Tlaxcala.- Comisionan al obispo Garcés para que hable a Cortés.- Nuño de Guzmán escribe a la corte en contra del Conquistador.- Manda el rey activar la salida para la Nueva España de la real Audiencia. Quiénes componían esta Audiencia.- Ordénasele a Cortés que marche a España.- El Conquistador arregla su viaje y se embarca en Veracruz.- Llega al Pánuco Nuño de Guzmán.- No llena su ambición el gobierno que le había confiado.- Busca alianza y amistad con Gonzalo de Salazar.- Tiranías de Nuño en la provincia del Pánuco.- Sale de México Gil González de Benavides a socorrer a los vecinos de la frontera.- Envía Nuño a Sancho Caniego a su encuentro.- Salida de Sancho Caniego para España.- El rey por sus informes manda violentar el viaje de Hernan Cortés.

Capítulo décimoseptimo
(1524-1528).- Causas principales de no haberse conseguido la pacificación de Chiapa.- Ordena Estrada a Mazariegos vuelva a intentar la pacificación de la misma provincia.- Resístense los chiapas.- Alvarado pretende agregar a su gobierno la provincia de Chiapa.- Establece una villa Mazariegos con el nombre de Villareal.- Nombramiento de autoridades.- Abandonan los vecinos de Villareal el lugar primitivo de su fundación.- Nuevas disposiciones de los regidores.- Pide al ayuntamiento de Villareal doscientos indios para aumentar la población.- Conservación y buen trato de los naturales por Mazariegos.- Don Juan Enríquez de Guzmán es nombrado por la Audiencia de México juez de residencia de Mazariegos.- Despoja a éste de sus repartimientos y encomiendas.- Enrique de Guzmán procura el cambio de todo lo dispuesto por Mazariegos.- Nuevos acontecimientos con motivo de la insurrección de Oaxaca.- Crueldad de los de Tuxtepec.- Piden socorro a México los vecinos de Oaxaca.- Sale Chirino a la pacificación de aquella provincia.- Oaxaca es declarada villa por el emperador.- Bautízase Cosijópii.- Muerte de fray Bartolomé de Olmedo.- Gaspar de Pacheco, enviado durante el gobierno de Aguilar para pacificar Oaxaca, consigue la alianza de los zapotecas.- Los lebreles de Pacheco devoran gran número de indios.- No consigue Pacheco su intento y se vuelve a México.- Fundación de Villa Alta.- Estrada envía dos expediciones con el mismo objeto que la anterior.- Barrios es derrotado por los de Tiltepec.- Regresa a la capital Pedro de Alvarado.- Sale para España en unión de fray Tomás Ortíz.- Casamiento de las hijas de Estrada.- Diferencias entre el Pánuco y la Nueva España.

Capítulo décimoctavo
(1528-1529).- Carácter de la primera Audiencia de México e instrucciones que recibe del rey. Llegada de los oidores a Veracruz.- Escriben a Nuño de Guzmán llamándole.- Mueren Parada y Maldonado en México.- Llega fray Juan de Zumárraga y es muy bien recibido.- El factor Salazar cobra grande influjo en la Audiencia.- Nuño de Guzmán llega a México en donde le reciben con grandes festejos.- Codicia y arbitrariedades de Guzmán y sus compañeros.- Los parientes y partidarios de los oidores cometen grandes abusos.- El obispo Zumárraga da noticia a los principales caciques y señores de que viene nombrado protector de indios y comienza a ejercer su oficio.- Trastornos que esto produce en la colonia.- Gran escándalo en la iglesia de San Francisco.- Conflicto entre la Audiencia y el provisor.- Residencia de Hernán Cortés.- Cargos que le hace la Audiencia.- Demandas y procesos contra Cortés.- El licenciado Caballos le acusa en nombre de Narváez.- Proceso intentado por María Marcayda, madre de la mujer que fue de Cortés.

Capítulo décimonono
(1528-1529).- Demandas y acusaciones presentadas contra Cortés.- Se le acusa de no haber repartido con equidad el oro y joyas en la toma de México.- Sucesos que tuvieron lugar a resultas de esto.- La Audiencia despoja a Cortés de todos sus bienes.- Pedro de Alvarado regresa a México.- Hostilidades contra Alvarado.- Disgusto entre Salazar y Alvarado.- Prisión de éste.- Vida privada de los oidores.- Prisión de Angulo y Llerena.- Gran escándalo en la iglesia y excomunión a la Audiencia.- Remisión de la residencia de Cortés a España con varios pedimentos al rey.- Intrigas de los oidores para el nombramiento de procuradores.- Tumulto en la catedral.- Acusaciones de los obispos contra Guzmán.- Determínase en España nombrar un virey en México y otra Audiencia.- Nómbrase a don Antonio de Mendoza y a la segunda Audiencia.- Nuño de Guzmán determina la conquista de los chichimecas y sale a ella.- Quedan gobernando Matienzo y Delgadillo.

Capítulo vigésimo
(1528-1530).- Llega Cortés a España.- Se aloja en el convento de Santa María de la Rábida.- Encuéntranse allí reunidos Cortés, Pizarro y Juan de Rada.- Enfermedad y muerte de Gonzalo de Sandoval.- Cortés emprende el viaje para el santuario de Guadalupe.- Curiosidad y admiración de la gente al paso de la comitiva de Cortés.- El duque de Medina Sidonia le recibe y obsequia en sus posesiones.- Llega Cortés a Guadalupe y encuentra allí a doña María de Mendoza.- Grande afecto de esta señora por Cortés; emprenden unidos el viaje a Toledo.- Llega Cortés a esa ciudad y salen a su encuentro multitud de personas de la nobleza y del pueblo.- Cortés se presenta a Carlos V.- Premios que se dan a sus servivios.- Es nombrado capitán general de la Nueva España.- No consigue el nombramiento de gobernador o virey de la Nueva España.- Celebra capitulación con la emperatriz para descubrir y poblar las islas del mar del sur.- Juan de Rada lleva al Papa Clemente VII ricos presentes de parte de Hernán Cortés.- Bulas del Papa en favor de Cortés.- Recompensa que da a Juan de Rada por la misión que había llevado.- Segundo matrimonio de Cortés.- Determina regresar a Nueva España.- A pesar de la orden que tenía para esperar a la nueva Audiencia emprende su camino y llega a Veracruz.- Dificultades de Cortés con la Audiencia de México.- Llega Cortés a Tlaxcala y notifícanle cédula de la reina para que no entre en la ciudad.- Establece su residencia en Texcoco.- Desconfianzas e intrigas de los oidores.- Gran concurrencia en Texcoco de los amigos y parciales de Cortés.- Fray Juan de Zumárraga interpone su valimiento en aquella crisis.- Padecimientos por la falta de víveres.- Llega a Veracruz la segunda Audiencia.

Capítulo vigésimoprimero
(1531-1535).- Llegan a México los oidores de la segunda Audiencia.- Motivos por los que no llegó el presidente.- Solemne entrada de los oidores en la capital.- Ocúpanse del recuento de los veintitrés mil vasallos de Hernán Cortés.- Dificultades que se encuentran para esto.- Disgustos que se originan. Remítese la resolución al rey.- Conspiraciones y sublevaciones entre los mexicanos y otros naturales de la tierra.- Los oidores ocurren a Cortés para la pacificación.- Alarma en la ciudad de México.- Castigo de los sublevados.- Un capitán de Cortés hace esclavos a dos mil indios.- Opónense los oidores y dan libertad a los indios.- Juicio de residencia de Nuño de Guzmán y de sus compañeros.- Matienzo y Delgadillo son condenados.- Queda pendiente la residencia de Guzmán.- La reina obliga a Cortés a ceder uno de sus palacios en México para la Audiencia.- El presidente de la Audiencia nombra en México una junta que entienda en la libertad y buen tratamiento de los indios.- Acertadas disposiciones del presidente y los oidores en favor de los indios.- Despoblación de las villas de españoles.- Causas que las motivan y disposiciones de la Audiencia para impedirlo.- Prohibición de herrar esclavos y prevenciones relativas a ese asunto.- Pragmática sobre vestidos.- Disgusto de los españoles y energía de la Audiencia.

Capítulo vigésimosegundo
(1531-1535).- Conducta observada por la Audiencia con Hernán Cortés.- Recógese a Cortés la bula de Clemente VII en la que se le concedía el patronato de los pueblos del marquesado.- Disgustos entre Cortés y la Audiencia.- Acusación contra Cortés y quejas sobre la despoblación de Antequera.- Discordia entre Cortés y el ayuntamiento de Antequera.- Quejas de Cortés al rey contra la Audiencia.- Arreglo de la Audiencia.- Disposiciones sobre aguas, pastos y bosques.- Arreglo en materia de encomiendas.- Corta la Audiencia muchos abusos.- Recogense los hijos naturales que los españoles habían tenido con las indias.- La Audiencia envía al rey la descripción de Nueva España.- Fundación de la ciudad de Puebla de los Angeles.- Oposición que encuentra este proyecto.- Representación de los vecinos de México contra la Audiencia.- Actividad y constancia de los oidores en el despacho de los negocios.- Visitas de los oidores a las provincias.- Señala el rey las provincias sujetas a la Nueva España.- Divídese ésta en cuatro obispados.- Inténtase reducir a poblado a los indios que andaban huyendo.- Provisión real para que todos los puertos pertenezcan a la corona.- Resumen general de los trabajos de la segunda Audiencia.

Capítulo vigésimotercero
(1529-1531).- Razón que tuvieron los naturales para representar la expedición de Nuño con una víbora.- Sale Guzmán de México.- Su marcha hasta Tzintzuntzan.- Recibimiento de Nuño en esa ciudad.- Exigencias de Guzmán con el rey de Michoacán.- Sale de Tzintzuntzan y llega hasta el río de la Purificación.- Se hace pregonar a son de trompetas como presidente de la Audiencia de Nueva España.- Fundación del pueblo de la Purificación.- Tormentos dados a Caltzontzin y sus amigos.- Muerte de Caltzontzin.- Disgusto en el ejército.- Marcha Nuño para el valle de Cuina.- Hace su entrada en Cuitzeo.- Crueldades de Nuño y desmanes de las tropas aliadas.- Llega el ejército a Tonalá.- Combates en las cercanías de Tonalá.- Expedición de Peralmindez Chirino.- Conquista de Zacatecas.- Expedición de Cristobal de Oñate.- Reúnense todos en Etzantlán.- Incendio de todos los pueblos por donde pasaba la expedición.

Capítulo vigésimocuarto
(1530-1535).- Continúa Nuño de Guzmán en su conquista.- Llega a la provincia de Tzenticpác.- Sublevaciones por la provincia de Colima.- Paso de Chirino por Jalisco a Tepic.- Llega Nuño al río del Espíritu Santo.- Combates con los naturales del país.- Gran inundación y hambre.- Muerte de los indios aliados.- Nuño recibe noticia de la vuelta de Cortés y de la llegada de la segunda Audiencia.- Invasión de Culiacán y fundación de una villa.- Chirino conquista Sinaloa.- Fúndase la primera ciudad de Guadalajara.- Traslación de la ciudad.- Chirino va al río Yaqui.- Fundación del pueblo de la Purificación.- Fundación de Santiago de Compostela.- Nuño marca los límites de su conquista y pide mercedes al emperador.- Conducta observada por la segunda Audiencia con Nuño de Guzmán.- Levántase una información sobre su conquista.- Pide el emperador a Nuño el proceso de Caltzontzin.- La Audiencia y el marqués del Valle mandan a don Luis de Castilla a la Nueva Galicia.- Prende Nuño a Castilla y quiere degollarlo.- Crueldades de los agentes de Nuño de Guzmán y sublevaciones que ocasionan.- Proaño se distingue por su tiranía.- Pretende Nuño castigarle y le deja impune.- Disgusto entre Nuño y el marqués del Valle.

Capítulo vigésimoquinto
(1525-1535).- Fundación de Acámbaro.- Relación del cacique don Nicolás de San Luis.- Traza de la población y repartición de solares.- Quiénes fueron los pobladores.- Ceremonias de la fundación.- Proximidad del enemigo.- El paseo y cómo iba en él el cacique don Nicolás.- Elección de autoridades.- Conquistas del cacique don Nicolás.- Primera entrada a Querétaro.- Bautismo y matrimonio del cacique de Querétaro y su mujer.- Los chichimecas continúan de guerra.- Esfuerzos del cacique don Juan Bautista para la pacificación.- Extraño combate entre los indios cristianos y los idólatras.- Sumisión de los chichimecas.- Poca importancia de Querétaro en su fundación.- Estado de los naturales de Michoacán después de la muerte de Caltzontzin.- Huyen a los bosques y reniegan del cristianismo.- Motivos de esa resolución.- Envía la Audiencia por visitador a don Vasco de Quiroga.- Pacifica a los indios tarascos.- Funda los hospitales.- Reglamentos de los hospitales.- Cómo estaban construidos.- Señala Quiroga un arte u oficio a cada pueblo.

Capítulo vigésimosexto
(1535-1537).- Principio del periodo vireinal.- Estado de la colonia a la llegada del primer virey.- Límites del vireinato de Nueva España.- División eclesiástica y política de la Nueva España.- Noticias de los acontecido a todos los gobernantes españoles anteriores al primer virey.- Ciudades fundadas en la Nueva España.- Gobernadores y obispos de las provincias.- El virey don Antonio de Mendoza.- Su familia.- Facultades de don Antonio de Mendoza.- Instrucciones que se le dieron para el gobierno de la Nueva España.- Recepción de los vireyes.- Disposiciones de los monarcas acerca de esto.- Nombramiento del oidor Quiroga para el recuento de los vasallos de Cortés.- Reconoce Mendoza el puerto de Veracruz y sus arrecifes.- Disposiciones que dicta para la seguridad de los navíos anclados en el puerto.- Sancho Piniga pretende robar dos mil pesos que le había entregado el virey.- Finge un naufragio.- Se descubre su mala fe y se le aprehende.- Llega a México el célebre Cabeza de Vaca.- Capitulación de Narváez para la conquista de la Florida.- Sale Narváez de España.- Pérdida de la expedición de Narváez.- Cabeza de Vaca emprende el viaje por el continente en busca de cristianos.- Trabajos de Cabeza de Vaca y sus compañeros.- Encuentran españoles en el río de Petatlán.- Malos tratamientos que reciben Cabeza de Vaca y sus compañeros de las gentes de Nuño de Guzmán.- Llega a México Cabeza de Vaca.- El virey prepara la conquista de las tierras por donde había caminado Cabeza de Vaca.- No llega a salir la expedición y encarga del descubrimiento a fray Marcos de Niza.- Primeras noticias de Cíbola y Quibiria.- Bosque de Chapultepec.- Establece Mendoza los tecles.- Promulga ordenanzas de buen tratamiento de indios en las minas y otras.- Informa contra los corregidores.- Prohibe herrar esclavos en Nueva Galicia y representan los vecinos de Culiacán.- Fúndase el colegio de Santiago Tlatelolco.- Remisión de caudales a España.- Disposiciones y contrato para la cría de gusanos de seda.- Pragmática de vestidos.- Disposiciones para la cría de caballos y mulas.

Capítulo vigésimoseptimo
(1535-1538).- Conspiración de los negros en México.- Motivos de la introducción de esclavos negros en América.- Pídenla los religiosos.- Causa que a ello les obligaron.- Juicio sobre su conducta.- Primeras licencias dadas por el gobierno español para llevar negros a la América.- Dánse con mucha facilidad y se abusa de ellas.- Número excesivo de negros y disposiciones dictadas por esto en España.- Quiénes fueron los primeros religiosos que pidieron esclavos negros.- Cómo estaba dispuesta la sublevación de los negros en México.- El virey tiene noticia de la conspiración y aprehende a los principales conjurados.- Sangrientas ejecuciones ordenadas por don Antonio de Mendoza.- Disposiciones que toma y auxilios que pide al monarca.- Escasez de moneda acuñada en México.- El rey autoriza a don Antonio de Mendoza para acuñarla.- Cómo se suplía la moneda acuñada en la colonia.- Valor de la moneda supletoria en Nueva España.- Ordenanzas para la acuñación de la moneda en México.- Tipo y valor de la que Mendoza acuñó en México.- Variaciones que tiene necesidad de hacer.- Oficiales de la Casa de Moneda y pueblo señalado para encomienda de ella.- Derechos de acuñación.- Disposiciones para quintar el oro y la plata.- Lugar que ocupó en México la primera Casa de Moneda.- Moneda de vellón.- Acúñase primero en cobre.- No la admiten los mexicanos.- Lábrase de plata y tampoco es admitida.- El cacao como moneda y su valor.- Falsificadores de moneda.- Pregón del calor de los reales españoles en México.- Disposiciones acerca de la sucesión de las encomiendas entre los casados que no tuvieren hijos.- Don Antonio de Mendoza pide al rey facultades para hacer descubrimientos y conquistas.- El rey nombra al licenciado de la Torre juez de residencia de Nuño de Guzmán.- Llega el licenciado de la Torre a México.- Nuño de Guzmán sale oculto de Nueva Galicia, va al Pánuco y llega después a México.- El licenciado de la Torre encuentra casualmente a Nuño en el aposento del virey y le aprehende.- Nuño de Guzmán es remitido a España.- Marcha de la Torre a Nueva Galicia.- Muerte de Nuño de Guzmán.- Conducta observada por Cortés con Nuño de Guzmán.

Capítulo vigésimoctavo
(1522-1540).- Empresas marítimas de Hernán Cortés.- Primeros preparativos.- Incendio de las primeras naves antes de salir del puerto.- Expedición de Alvaro de Saavedra Zerón a las Molucas.- Viaje de Diego Hurtado de Mendoza.- Nuño de Guzmán aprehende a los soldados de Cortés que salvaron en aquella expedición.- Apoderóse también de un navío y de las armas que llevaba.- Expedición de Diego de Becerra y de Hernando de Grijalva.- Grijalva se extravía de la capitana, llega hasta los 20° 20° y vuelve a Acapulco.- Recorre la costa hasta Tehuantepec y regresa otra vez a Acapulco.- Sublévanse los de Becerra y le matan.- Continúan el viaje y mueren la mayor parte a manos de los indios en California.- Apodérase Nuño de Guzmán de otro navío de esta expedición.- Determina Cortés ir personalmente a rescatar sus buques y continuar los descubrimientos.- Hace el camino por tierra hasta el puerto de Chametla, en donde encuentra a su armada.- Diferencias entre Cortés y Nuño de Guzmán.- Embárcase Cortés en Chametla y llega a California.- Grandes dificultades que encuentran allí para poblar.- Se embarca para ir en busca de víveres para la colonia.- Decídese a regresar a Nueva españa.- Su llegada a Acapulco.- Manda unos navíos al Perú en auxilio de Francisco Pizarro.- El virey Mendoza determina hacer la conquista de la nueva tierra de Cibola y Quibiria.- Relación presentada por fray Marcos de Niza cerca de Cíbola y de las siete grandes ciudades.- Nombra Mendoza a Francisco Vázquez de Coronado jefe de la expedición que marcha a Cíbola.- Cortés pretende pertenecerle aquella conquista.- Niégaselo el virey.- Cortés hace salir una expedición por mar a las órdenes de Francisco de Ulloa.- Llega Vázquez de Coronado a Compostela.- Acompáñale hasta allí el virey.- Llega la expedición a Cíbola.- Siguen su marcha y descubren a Quibiria.- Resulta ser falso todo cuanto sobre aquellas tierras se había dicho.- Vuélvese Coronado a la Nueva Galicia.- Quédase en aquellas tierras fray Juan de Padilla y muere a manos de los indios.- Viaje de Ulloa con dos naves.- Una regresa a Nueva España.- Piérdese la otra.- Mendoza envía a Hernando de Alarcón como socorro de la expedición de Coronado.- Disgústase Cortés por habérsele negado conquistar la tierra nueva y se embarca para España.

Capítulo vigésimonono
(1530-1542).- Cristóbal de Oñate ocupa interinamente el gobierno de Nueva Galicia a la salida de Nuño de Guzmán.- El licenciado de la Torre es nombrado gobernador.- Muere de resultas de la caída de un caballo.- Vuelve Cristobal de Oñate al gobierno.- Nombra el rey para suceder al licenciado de la Torre a Francisco Vázquez Coronado.- El virey encarga a Coronado la conquista de Gíbola y Quibiria.- Queda Oñate por gobernador interino.- Conspiraciones y sublevaciones en los pueblos de la Nueva Galicia.- Pide Oñate auxilio al virey.- Tiénese noticia de una escuadra de Pedro de Alvarado.- Relación de lo que había hecho Pedro de Alvarado desde su vuelta a Guatemala.- Cómo ocupó el gobierno.- Apresta una armada para descubrimientos en la mar del Sur.- Se embarca en ella y va a las costas del Perú.- Su encuentro con Francisco de Pizarro.- Vende la armada a Pizarro y se vuelve a Guatemala.- Llega a esa ciudad el oidor Maldonado como juez de residencia.- excúsase Alvarado de contestar.- Va a México y de allí sale para España.- Es bien recibido por el emperador que le concede algunas mercedes.- Contrae segundas nupcias y se vuelve a Guatemala.- El oidor Maldonado le entrega el gobierno.- Apresta otra armada para descubrimientos en la mar del Sur.- Embárcase y llega al puerto de Navidad.- De allí va por tierra a México para hablar con el virey. Encuéntranse en Tiripitío.- Contrato de compañía celebrado entre Alvarado y Mendoza.- Regresa Alvarado a Navidad en busca de su armada.- Encuéntrale en Zapotlán el comisionado de Oñate.- Dispone Alvarado las tropas que deben auxiliar a los pueblos de Nueva Galicia.- Marcha en socorro de Guadalajara.- Llega a la ciudad y dispone salir sobre los sublevados.- Opónese Oñate a esa determinación.- Insiste Alvarado y sale para Nochistlán.- Los españoles son rechazados de aquel punto y se retiran.- Un caballo cae sobre Pedro de Alvarado.- Muerte de Alvarado.- Los sublevados marchan sobre Guadalajara.- Ataque de la ciudad y heróica defensa que hace Oñate.- Batalla decisiva.- Triunfan los españoles y retíranse los sublevados.- Sale de México el virey a pacificar la Nueva Galicia.- Requiérese de paz a los insurrectos.- Término felíz de la campaña.- Crueldad de don Antonio de Mendoza.- Regresa a México.- Memorable cacería en los llanos del Cazadero.- Fúndase la ciudad de Valladolid.- Expedición marítima de Juan Rodriguez Cabrillo.

Capítulo trigésimo
Establecimiento de las órdenes religiosas.- Importancia del estudio del establecimiento de las órdenes religiosas.- Influencia de los religiosos desde los primeros años de la Conquista.- En el gobierno.- En la sociedad.- Sus diferencias con los encomenderos.- Primeros y débiles trabajos de la propaganda cristiana a la llegada de Cortés.- Cortés pide al rey que envíe algunos religiosos.- Fray Francisco de los Angeles y fray Juan Glapión proyectan pasar a Nueva España.- Facultades que les concede el Papa León X.- Obstáculos que se les presentan para llevar a cabo su resolución.- Fray Francisco de los Angeles es nombrado comisario general de la orden.- Muerte de fray Juan Glapión.- Muerte de León X y elección de Adriano VI.- Autorización concedida por Adriano VI a Carlos V.- Facultades concedidas a Carlos V por el general de los franciscanos.- Envía el emperador a Nueva España a fray Juan de Tecto con dos compañeros.- Sus primeros trabajos.- Funda fray Pedro de Gante la primera escuela en Nueva España.- Infructuosos esfuerzos de fray Juan de Tecto para fundar escuelas en México.- Fray Francisco de los Angeles es nombrado general de los franciscanos.- Nómbrase a fray Martín de Valencia para llevar a la Nueva España una misión de doce franciscanos.- Religiosos nombrados para acompañar a fray Martín de Valencia.- Instrucción dada por el general de la orden a los doce franciscanos.- Patente de obediencia conque fueron mandados fray Martín de Valencia y sus compañeros.- Viaje de los franciscanos desde España hasta Veracruz.- Llegan a Tlaxcala.- Hacen su entrada solemne en México.- Sacerdotes y religiosos que habían llegado a la colonia antes de los doce franciscanos.- Erígese en México la custodia del Santo Evangelio.- Nombramiento del superior.- Primera iglesia y monasterio de San Francisco.- Su traslación al lugar en que se estableció definitivamente.- Presenta fray Martín de Valencia sus bulas al ayuntamiento de México.- Nómbrase en España la primera misión de dominicos para las Indias.- Fray Tomás Ortíz es señalado como superior de esa misión.- Salen los dominicos de España.- Fray Tomás Ortíz tiene que detenerse allí.- Los dominicos llegan a la Española y esperan allí a su prelado.- Embárcase fray Tomás Ortíz con otros religiosos y llega a la Española. Dificultades que encuentra para llevar a esos religiosos a Nueva España.- Embárcanse los dominicos en la Española y llegan a Veracruz.- Quiénes fueron los dominicos que llegaron a México.- Alójanse en el monasterio de San Francisco.- Procura Pedro de Alvarado llevar algunos a Guatemala.- Mueren algunos religiosos al llegar a México.- Fray Tomás Ortíz regresa a España llevando en su compañía algunos de los religiosos.- Fray Domingo de Betanzos queda como superior en México y comienza a recibir novicios.- El general de los dominicos, a petición de Carlos V, concede licencia para que pasen a sus religiosos a México.- Por orden de Carlos V esta misión marcha para tierra firme.- Embárcase para Nueva España fray Vicente de Santa María con nueva misión.- Llega a Veracruz y después a México.- Nómbrase el primer prelado de los dominicos en México.- Edificase con gran suntuosidad el monasterio de Santo Domingo.- Disgústase por esto el monarca español.- Mézclanse los dominicos en las cuestiones de la colonia.- La reina prohibe que prediquen acerca del gobierno.- Cómo procuraban los franciscanos y los dominicos por distintos caminos amparar y proteger a los indios.- Llegan a México los primero religiosos agustinos y quiénes fueron.- Alójanse en una casa de la calle de Tacuba.- Llegan nuevos religiosos agustinos y fúndase la provincia.- Ayudan a los franciscanos y dominicos a defender la libertad de los indios.- Conquistadores que tomaron el hábito de religiosos.- Motivo de haberse adoptado el color azul para los hábitos de los franciscanos.- Reforma en el traje de los dominicos.- Refútase la relación que, acerca del modo conque aprendieron los frailes la jurisdicción civil.- Disturbios y quejas que esto ocasiona.- Pretenden los frailes la administración de gran número de pueblos.- Dificultades que origina esto para la administración de los sacramentos.- Cédulas reales expedidas para corregir esos abusos.- Crecidos gastos que hacían los frailes para la construcción de sus conventos.- Obligaban a trabajar a los indios sin darles ni el alimento.- Parecer del segundo marqués del Valle acerca del sustento de los religiosos.

Capítulo trigésimoprimero
Propagación del cristianismo.- Coincidencia de la conversión al cristianismo de los indios con la reforma religiosa en Europa.- Diferencia en la causa de esos dos acontecimientos.- Consideraciones sobre la reforma en Europa.- Móviles de la conversión de los indios.- La creencia de que era un acto necesario por parte de los vencidos.- El deseo de buscar garantías contra los conquistadores.- El terror que éstos les infundieron.- Influencia de los caciques en la conversión de los indios.- Tendencia de los indios a la superstición.- Ofrecimientos en los templos.- Ignorancia de los recién convertidos en las doctrinas del cristianismo.- Dificultades que tenían los religiosos para la explicación de la doctrina.- Indiferencia que mostraban los conquistadores en la conversión de los indios.- Aceptan los naturales de la Nueva España el culto católico antes que la fe cristiana.- Motivo de la devoción de los indios al apóstol Santiago.- Imágenes de Jesucristo en los templos católicos de los indios.- Dificultad de los indios para abandonar la idolatría. Cúlpase a fray Juan de Zumárraga de haber ordenado quemar muchas pinturas de los indios.- Juicio sobre Zumárraga y sus compañeros.- Aspiraciones de los primeros frailes que vinieron a Nueva España.- Necesidad de la conquista de las Indias.- Derecho de conquista.- Estímulo que según los antiguos cronistas sirvió a los indios para su conversión y ligeras reflexiones sobre esto.- Bautismos.- Diferencias de pareceres sobre el bautismo de los indios.- Declara el Papa Paulo III no haber pecado los que habían bautizado sin las ceremonias de la Iglesia.- Disposiciones para administrar el sacramento del bautismo.- Dificultades para el sacramento del matrimonio.- Resolución de Paulo III acerca de esto.- Primer casamiento católico entre los indios.- Establecimiento de la misa de renovación.- Formalidades con que las autoridades obligaban a los indios a ocurrir a misa.- Azotan a Cortés los franciscanos por no haber asistido.- Arbitrio de que se sirvieron los religiosos para hacer comprender a los indios la doctrina cristiana.- Medios de que se valieron los indios para no olvidar las predicaciones de los religiosos.- El Padre Nuestro en jeroglífico.- Primer catecismo en idioma náhuatl.- Oposición de franciscanos y dominicos para que los indios pertenecieran a sus religiones.- Parecer de don Antonio de Mendoza.- Dificúltase a los criollos la entrada al sacerdocio.- Fray Toribio de Motolinia administra, el unico, la confirmación a los indios.- Principian los franciscanos a confesar a los naturales.- Considéraseles indignos para recibir la comunión.- Temor de los indios al sacramento de la extremaunción.- Serias cuestiones sobre la racionalidad de los indios.- Bula de Paulo III declarando racionales a los indios.- Construcción de templos.

Capítulo trigésimosegundo
(1541-1549).- Carta del virey Mendoza al cabildo de Guatemala avisando la muerte de Pedro de Alvarado.- Consternación de la ciudad con la noticia.- Extremos de dolor a que se entrega la viuda de Alvarado.- Nómbrala el cabildo por gobernadora.- Calamidades que pesan sobre Guatemala.- Erupción del volcán.- Ruina de la ciudad de Santiago de los Caballeros.- Doña Beatriz de la Cueva, viuda de Alvarado, perece bajo los escombros.- Trasládase a otro asiento la ciudad de Guatemala.- Francisco de Montejo celebra capitulaciones para la conquista de Yucatán.- Arregla una expedición y llega a Cozumel.- Pasa a la península y desembarca en el cabo Catoche.- Su marcha hasta Chichen-Itzá.- Combates de los españoles con los mayas.- Funda la villa de Salamanca.- Alonso Dávila sale de la villa de Salamanca al descubrimiento de minas de oro.- Llega a Chetumal y funda Villa Real.- No puede sostenerse allí y embárcase con su gente para Honduras.- Llegan a Trujillo y no consiguen auxilio.- Vuélvese a Yucatán y se reune con Montejo en la Nueva Salamanca.- Montero se embarca para Veracruz a buscar socorros.- Los españoles abandonan Yucatán y se refugian en Tabasco.- Perturbaciones del gobierno en Honduras.- Pedro de Alvarado expediciona para dar socorro a Honduras.- Nombra el rey gobernador de Honduras a Francisco de Montejo.- Pretende éste de Alvarado el cambio de la gobernación de Honduras por la de Chiapas.- Emprende su camino Montejo y llega a Gracias a Dios.- Sublevaciones de los naturales de Honduras.- Diferencias entre Montejo y Alvarado.- Situación difícil de Montejo.- Reside durante muchos años en Gracias a Dios.- Llega la primera Audiencia de los Confines.- Destituye a Montejo del gobierno de Honduras.- Conducta observada con Montejo por el presidente de la Audiencia.- Juicio de residencia de Montejo.- Quejas contra esa residencia.- El licenciado Cerrato quita las encomiendas a las mujeres de la familia de Montejo.- Misión de los frailes franciscanos a Champotón.- La mala conducta de los españoles les obliga a retirarse de la península.- Expedición de los jóvenes Montejo a Yucatán.- Batalla de Xpeual.- Fundación de Mérida.- Expedición del sobrino de Montejo al oriente de la península.- Fundación de Valladolid.- Tropas de los Montejo fundan en Honduras la Nueva Sevilla.- Manda el rey despoblar esa villa.- Muerte del gobernador de ella.- Reflexiones sobre la conducta del adelantado Montejo.

Capítulo trigésimotercero
(Año de 1544).- Llega a México el licenciado Tello de Sandoval nombrado visitador.- Primeros trabajos de los dominicos en favor de los indios.- Sermón de fray Antonio de Montesinos.- Viaje de fray Antonio a España.- Su entrevista con el rey.- Opiniones contrarias a la libertad de los indios.- Gran junta reunida por el emperador para resolver en esta cuestión.- Publícanse las Nuevas Leyes.- Es nombrado para llevarlas a Nueva España el licenciado Tello de Sandoval.- Los encomenderos reciben a Tello con gran desconfianza.- Manifestación hecha por los vecinos de México.- Oblígalos el visitador a nombrar una comisión.- Pregónase en la ciudad las Nuevas Leyes.- Disgusto de los vecinos.- Cálmalos fray Juan de Zumárraga.- Apelación que presenta el procurador de la ciudad.- Nómbrase comisión que vaya a llevar al rey la apelación.- Tello de Sandoval manda reunir una junta de obispos y prelados para tratar del negocio.- Pide su parecer a las órdenes religiosas.- Cartas que llevó a España la comisión.- Comienza a poner en práctica algunas de las Nuevas Leyes.- Lo que pasó en el Perú con motivo de las Nuevas Leyes.- Tiénese noticia en México de que se acercaba el obispo Las Casas.- Alboroto que causa esta nueva.- Entra en México el obispo.- Quién era él.- Su familia.- Su juventud.- Sus primeros trabajos en pro de los indios.- Ordénase sacerdote.- Toma el hábito de santo Domingo.- Concurre a la junta reunida por el emperador.- Niégase a aceptar el obispado de Cuzco.- Comprométenle a aceptar el de Chiapas.- Su viaje a Nueva España.- Recíbenle mal los vecinos de la Española.- Llega a Yucatán.- Naufragio de algunos de los sacerdotes que le acompañaban.- Llega a Ciudad Real.- Ordena que no se dé la absolución a los que tienen indios esclavos.- Disturbios que esto ocasiona.- Sigue el obispo para Guatemala.- Trátale mal la Audiencia de Confines.- Emprende el viaje a México para asistir a la junta citada por Tello de Sandoval.- Doctrinas que profesaba y predicaba Las Casas respecto a la conquista de las Indias.- Su libro titulado Del unico vocationis modo.- Acúsanle de haber escrito en descrédito de los conquistadores.- Lo que escribieron otros religiosos.- Ataques del padre Motolinia a Las Casas.- Lo que escribió contra los conquistadores Motolinia.- Reúnese en México la junta citada por el visitador.- Decisiones de esa junta.- Juicio acerca de esas decisiones.

Capítulo trigésimocuarto
(1545-1550).- Hace la junta reunida por el visitador un formulario de confesores y un memorial para el Consejo de Indias.- Formulario de confesores.- Memorial para el Consejo de Indias.- El virey autoriza a Las Casas para hacer juntas en Santo Domingo.- Acuerdo de esas juntas acerca del requerimiento a los indios.- Breve pontificio para que los sacerdotes pudieran ser testigos en causa, de malos tratamientos de indios.- Los procuradores de México se presentan al emperador.- Deroga el emperador algunas de las Nuevas Leyes.- Audiencia de Nueva Galicia.- Yucatán y Cozumel se sujetan a la Audiencia de México.- Erígese obispado en Nueva Galicia.- Trasládase la Audiencia de Nueva Galicia a Guadalajara.- Erígese en Metropolitano el obispado de México.- Muerte de fray Juan Zumárraga.- Muerte de Hernán Cortés.- Pide auxilios al virey Mendoza el presidente de la Audiencia del Perú.- Concédese a México el título de muy noble, insigne y leal ciudad.- Expedición marítima de Ruy López de Villalobos en busca de las islas de Occidente.- Conjuración de españoles en México.- Insurrecciones en Oaxaca.- Don Antonio de Mendoza es nombrado virey del Perú.- Señala el rey por sucesor de Mendoza a don Luis de Velasco.- Llega a México el falso visitador Vena.- Descúbrese su engaño y es castigado.- Llega a Cholula don Luis de Velasco.- Progresos de la colonia durante el gobierno de Mendoza.- Llega a México don Luis de Velasco.

Capítulo trigésimoquinto
(1551-1564).- Instrucciones que recibió del rey don Luis de Velasco.- Velasco hace dar libertad a los indios esclavos.- Prohibe el huso de tamemes.- Nombra el emperador a Diego Ramírez juez de comisión.- Digna conducta de Diego Ramírez.- Disposiciones reales acerca de frailes y eclesiásticos.- Apertura de la Universidad.- Naufragio de una flota de Nueva España.- Establécese en Nueva España la Santa Hermandad.- Inundación de la ciudad de México.- Fundación de Zacatecas.- Hostilidades de los chichimecas.- Fúndanse las villas de San Felipe y San Miguel.- Expedición de Mercado por acuerdo de la Audiencia de Nueva Galicia.- Descubrimiento de la Nueva Vizcaya.- Fundación de Durango.- Nuevos descubrimientos de Francisco de Ibarra.- Diferencias de Ibarra con la Audiencia de Nueva Galicia.- Llega a México el arzobispo don fray alonso de Montúfar.- Cómo encontró su diócesis.- Primer concilio mexicano.- Los diezmos de las Indias.- Diferencias entre el arzobispo y los religiosos.- Resoluciones del gobierno de España.- Abdicación del emperador Carlos V.- Carta de Felipe II a don Luis de Velasco.- Jura de Felipe II en México.- Manda Felipe II que se emprenda la conquista de la Florida.- Expedición que había hecho en 1539 Hernando de Soto a la Florida.- Solo quiere ahorcar al factor Gonzalo de Salazar.- Llega Soto a la Habana y sale luego para la Florida.- Muere Hernando de Soto y se retiran sus soldados de la Florida.- Intentan los dominicos de Chiapas la conversión de los indios de la Florida.- Resultado de la misión de los dominicos en la Florida.- Sale de Veracruz una expedición a la conquista de la Florida.- Mal éxito de esa expedición.- Disposiciones dadas al virey para que la Audiencia tomara parte en los negocios.- Consecuencias de esas disposiciones.- Nómbranse procuradores para que vayan a España.- Llega el visitador Valderrama.- Mala conducta del visitador.- Muerte de don Luis de Velasco.

Capítulo trigésimosexto
(1564-1566).- Estado de la colonia al entrar al gobierno los oidores.- Presión de Cosijópii.- Muerte de Cosijópii.- Arréglase la expedición para Filipinas.- Ofrécese el mando de la expedición al padre Urdaneta.- Renuncia, y nómbrase a Legaspi que sale para las Filipinas.- Llega con felicidad y regresa a Nueva España el padre Urdaneta.- Noticias acerca de las Filipinas.- Segundo concilio mexicano.- Muere don Vasco de Quiroga.- Petición a la Audiencia de los obispos del concilio.- Conjuración de los hijos de Hernán Cortés.- Llegan a Nueva España los hijos de Cortés.- Conducta que observó en México don Martín Cortés.- Disgustos entre el marqués del Valle y el virey.- Imprudente proceder del marqués y de sus parciales.- Alonso y Gil González de Avila.- Facilidades para un alzamiento.- Primeros conspiradores.- Mascarada en la casa del marqués.- Plan de los conjurados.- El marqués del Valle no se atreve a levantarse.- Debilidad del marqués del Valle.- La Audiencia recibe formal denuncia de la conjuración.- El marqués procura sincerarse.- Llega noticia de España de que el Consejo negaba la perpetuidad de las encomiendas.- Bautismo de los hijos de Cortés.- El marqués del Valle es reducido a prisión.- Prisión de varios de los conjurados.- Proceso y ejecución de los hermanos Avila. Llega a Veracruz el virey don Gastón de Peralta.

Capítulo trigésimoseptimo
(1566-1571).- Disputa del obispo de Chiapas con el doctor Sepúlveda.- retírase el obispo a un convento.- Muerte del obispo Las Casas.- Fundación del hospital de locos.- Primeras disposiciones del marqués de Falces.- Revisa el virey los procesos de los conjurados.- Disgusto de los oidores.- Dispone el virey que salga para España el marqués del Valle.- Presta el marqués del Valle pleito homenaje de presentarse al Consejo de Indias.- Don Luis Cortés es sentenciado a muerte por los oidores.- Revoca el virey la sentencia.- El marqués del Valle confía sus hijos pequeños al virey.- Algunos acusados alcanzan permiso para ir a España.- La Audiencia escribe contra el marqués de Falces acusándole de querer alzarse con el reino.- Interceptan los oidores las cartas del marqués de Falces al rey.- Determina Felipe II nombrar jueces visitadores para Nueva España.- Jaraba, Muñoz y Carrillo son nombrados jueces visitadores.- Muere Jaraba en el viaje y llegan a México Muñoz y Carrillo.- Carácter del visitador Muñoz.- Retírase a Veracruz el virey.- Procesos de los acusados en la conjuración.- Persecuciones en México.- Multiplícanse y festinan los procesos.- Suplicio de algunos acusados.- Dan tormento a don Martín Cortés.- Diligencia del tormento.- Don Martín Cortés es condenado a destierro perpétuo.- Indignación pública contra Muñoz.- Nombra Felipe II nuevos comisionados para Nueva España.- Los licenciados Puga y Villanueva son nombrados para notificar a Muñoz su destitución.- Embárcanse en España.- Llegan a México y se presentan a la Audiencia.- Dificultades de los oidores para hacer la notificación a Muñoz.- Hácenla Puga y Villanueva.- Sorpresa y desconcierto del visitador.- Sale fugitivo de México.- Muerte de Muñoz.- La Audiencia se encarga del gobierno.- Llega a México el virey don Martín Enríquez.- Su prudencia y moderación.- Extiéndese por el norte los límites de Nueva España.- Exploración del teniente alcalde Francisco Cano.- Fundación de la villa de Lagos y de otras poblaciones.- Invasión de las tribus de los coachichiles.- Fundación de Celaya y de San Felipe.- Gran pendencia en México con motivo de una procesión.

Capítulo trigésimoctavo
La inquisición.- Llega a México el primer inquisidor Moya de Contreras.- Presenta al virey y a la Audiencia sus despachos.- Publícase el pregón citando para el juramento del Santo Oficio.- Lectura pública de las instrucciones y juramentos de la inquisición.- Juramento del virey.- Publicación del edicto general del Santo Oficio.- Vejez y enfermedad del arzobispo Montúfar.- Cómo fueron nombrados inquisidores Moya de Contreras y Cervantes.- Viaje de los inquisidores.- Muere Cervantes en el mar.- Ligera noticia del origen de la Inquisición.- Primeros delegados del Papa como inquisidores.- Los abades cistircenses y Santo Domingo de Guzmán.- Cuarto concilio de Letrán.- Los dominicos facultados como inquisidores.- Milicia de Cristo y familiares de la Inquisición.- Fúndase la Inquisición general de España.- Ordenanzas de la Inquisición.- Compilación de Torquemada.- Compilación de Valdés.- Instrucciones y formularios en la Inquisición de México.- Modelo de procesos.- Inquisidores generales de España.- Primeros comisarios y delegados de la Inquisición en México antes del establecimiento del tribunal.- Fray Martín de Valencia.- Fray Tomás Ortíz.- Fray Domingo de Betanzos.- Fray Vicente de Santa María.- Fray Juan de Zumárraga.- El licenciado Tello de Sandoval.- Juicio acerca del Santo Oficio.- Sus constituciones.- La muerte en hoguera.- El secreto en el Santo Oficio.- El tormento. Tormento de doña Francisca de Carvajal.- Sentencias.- Insignias de los reos que salían a un auto de fe.- Cárceles.- Secuestros.- Libros prohibidos.- Extensión de la jurisdicción del Santo Oficio.- Comisarios y familiares.- Carácter del fiscal.- Competencias y concordias.- Autos de fe.- Los indios no estaban sujetos al Santo Oficio.- Conclusión.

Capítulo trigésimonono
(1571-1589).- Peste en Nueva España.- El virey y el arzobispo establecen hospitales.- Estudios del doctor de la Fuente acerca de la enfermedad.- Evangélica caridad de las órdenes religiosas y de las familias de los españoles.- Los indios creen que los españoles envenenan las aguas.- Número de muertos por la epidemia.- Escasez de granos.- Disposiciones del virey en favor de los indios.- Antecedentes aerca de la llegada a México de los jesuitas.- Solicítalos don Vasco de Quiroga.- Pídenlos el virey, la Audiencia y la ciudad.- Felipe II provee la salida de los jesuitas para Nueva España.- San Francisco de Borja designa a los que debían ir a fundar.- Embárcanse los padres y llegan a Veracruz y después a México.- Diferencias de los frailes con la autoridad temporal.- Disposiciones reales acerca de los religiosos.- Niéganse a obedecer y alcanzan favor en la corte.- Disgusto entre el virey y fray Francisco de Rivera.- Establécense en Nueva España las alcabalas.- El conde de la Coruña virey de Nueva España. Llega a México el conde de la Coruña.- Gobierno de la Audiencia.- Es nombrado visitador el arzobispo Moya de Contreras.- Abre el arzobispo la visita.- Moya de Contreras es nombrado virey.- Energía del virey-visitador.- Reunión del tercer concilio mexicano.- Notable declaración del tercer concilio.- Termina el concilio.- Es aprobado por el Consejo de Indias y por el Papa.- El marqués de Villa Manrique virey.- Regresa a España Moya de Contreras.- Los corsarios ingleses se apoderan de dos galones de Filipinas.- Cómo gobernaba la Audiencia de Nueva Galicia.- Sublevación de Guainamota.- Casamiento del oidor Juan Nuñez de Villavicencio.- El virey pretende destituir a ese oidor.- Opónese la Audiencia de Guadalajara.- Manda el virey tropas contra la Audiencia.- Dispónese la Audiencia para resistir.- El obispo de Nueva Galicia impide el combate.- Es nombrado virey don Luis de Velasco, segundo de este nombre.- Entra en México don Luis de Velasco.- Residencia del marqués de Villa Manrique.- Expedición al Conchos de Sánchez Chamuscado.- Expedición de Antonio Espejo.- Proyecto de conquista del Nuevo México.- Expedición de Gaspar Castaño de Sosa.- Luis de Carvajal descubridor de Nuevo León.- Sus descubrimientos.- Su proceso.- Su familia.

Capítulo cuadragésimo
(1590-1599).- Carácter de don Luis de Velasco 2°.- Ordena que se abran los obrajes.- Sumisión de los chichimecas.- Fúndanse pueblos de tlaxcaltecas en las tierras de los chichimecas.- Disposición para reducir a los indios a vivir en pueblos.- Resultados de esa disposición.- Dobla Velasco los tributos que pagaban los indios.- Reparo de San Juan de Ulúa.- Capitulación para la conquista de Nuevo México.- Don Juan de Oñate.- Nombra Velasco un visitador para Filipinas.- El rey declara que las Filipinas quedan sujetas a Nueva España.- Entra en México el nuevo virey conde de Monterey.- Sale para el Perú don Luis de Velasco.- Revoca el virey las disposiciones de Velasco sobre tributos.- Acuerdo para que se lleve a efecto la reducción de los indios a pueblos.- Móviles de esa determinación.- Nómbranse comisarios y escribanos.- Instrucciones de los comisarios.- Dictamen de los comisarios y acuerdo del virey.- Nombra el virey nuevos comisarios y escribanos.- Crueldades y tiranías de los nuevos comisarios.- Marcha Oñate con una expedición a la conquista de Nuevo México.- Pacificación del Nuevo México.- Progresos y trabajos de la Compañía de Jesús.- Conquistas y misiones en las fronteras de Sinaloa.- Misiones en la Nueva Galicia.- Misiones entre tepahuanes.- Trasládase la ciudad de Veracruz.- Muere el rey Felipe II.- Jura Felipe III.


LIBRO SEGUNDO
1600-1699

Capítulo primero
(1600).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVI.- Configuración y aspecto del país.- División política.- División eclesiástica.- Ciudades, villas y pueblos.

Capítulo segundo
(1600).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVI.- Razas y castas.

Capítulo tercero
(1600).- Estado de la colonia en el siglo XVI.- Minería.- Agricultura.- Ganadería.- Animales domésticos-

Capítulo cuarto
(1600).- Estado de la colonia en el siglo XVI.- Comercio y navegación.

Capítulo quinto
(1600).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVI.- Comercio y navegación.- (Conclusión).

Capítulo sexto
(1600).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVI.- Instrucción pública.- Literatura.- Bellas artes.

Capítulo séptimo
(1600-1609).- Sublevación de los naturales de Topia.- La Audiencia de Nueva Galicia envía contra ellos al capitán Canelas.- El obispo Mota los llama a la paz.- Sumisión de los sublevados.- Expediciones en Sinaloa contra los zuaques.- Pacificación de los tehuecos.- Nuevas disposiciones para el trabajo de los indios.- Abusos a que se presta el nuevo sistema.- Restablécense las disposiciones antiguas.- Dispone el conde de Monterey una expedición para descubrir la California.- Cómo se formó ésta y quiénes iban en ella.- Llega esta expedición hasta el cabo Mendocino.- Regresa a Acapulco.- Informe de fray Antonio de la Ascensión.- Es promovido el conde de Monterey al vireinato del Perú.- Se nombra para sucederle al marqués de Montes Claros.- Proyecto para el desagüe de la ciudad de México.- Opónese el licenciado Espinosa.- Se sobresee el proyecto del desagüe.- Reparación de los diques y calzadas para evitar las inundaciones.- Derógase la disposición de que los indios sean obligados a vivir en congregaciones.- Se comienza la construcción de un acueducto para introducir en la ciudad el agua de Chapultepec.- El marqués de Montes Claros es promovido al vireinato del Perú.- Nombra el rey en su lugar a don Luis de Velasco.- Acusación hecha contra el marqués.- Motivos y resultado de esta acusación.- Comienza don Luis de Velasco a procurar la ejecución del proyectado desagüe del valle de México.- Disposiciones que se dictan con ese objeto.- Nombramiento de los directores.- Enrico Martín queda encargado solo de la ejecución.- Sus trabajos.- Nuevas disposiciones reales sobre libertad de los indios. El virey Velasco procura llevarlas a efecto.- Dificultades que se presentan.- Destitución del visitador Landeros.- El rey concede a don Luis de Velasco el título de marqués de Salinas.

Capítulo octavo
(1609-1614).- Denuncias de conjuraciones de los negros.- Medidas que dicta el virey.- Sublevación de los negros en las montañas de Córdoba.- El virey envía contra ellos una expedición.- Organización de los sublevados.- La expedición llega al campamento de los negros.- Derrota y sumisión de éstos.- Expedición de Sebastián Vizcaino en demanda de las islas Ricas.- Llega al Japón como embajador de Nueva España.- Preséntase al príncipe y al emperador.- Es recibido solemnemente.- Comienza sus trabajos reconociendo las costas.- Dificultades que se le presentan.- Penosa situación a que llegan los expedicionarios.- Pretenden regresar a Nueva España sin poderlo conseguir.- Celebran un contrato para hacerse de un navío.- Embárcanse y regresan a Nueva España.

Capítulo noveno
(1614-1622).- Sucesos de Sinaloa.- Establécese el fuerte de Montes Claros.- Sumisión de los sinaloas.- El capitán Hurdaide emprende la conquista de los yaquis.- Primera y segunda expedición del capitán Hurdaide.- Nada consigue en esas dos expediciones.- El indio Lautaro acaudilla a los insurrectos.- Levanta Hurdaide un ejército para combatir a los yaquis.- El capitán español queda completamente derrotado.- Inexplicable sumisión de los yaquis.- Entregan a su caudillo Lautaro, que es sacrificado por los españoles.- El gobernador de Guadiana pacifica a los xiximes.- Los misioneros jesuitas hacen grandes progresos en la pacificación y conversión de los tepahuanes y taraumares.- Fiestas solemnes en México por la beatificación de san Ignacio de Loyola.- El virey Velasco es promovido a la presidencia del Consejo de Indias.- Es nombrado para sucederle el arzobispo fray García Guerra.- Muerte de fray García Guerra.- Informe dado al rey acerca del desagüe de México.- Entra a gobernar la Audiencia.- Temores de sublevación de los negros.- Sangrienta ejecución de treinta y tres negros en México.- Llega a México el nuevo virey marqués de Guadalcázar.- Ocúpase de la obra del desagüe.- Llega a México el ingeniero holandés Adrián Boot.- Diferencias entre los proyectos de desagüe de Boot y Enrico Martín.- Apruébase el de Enrico Martín.- Termínase el acueducto de Chapultepec.- Insurrección de los tepehuanes.- Sucesos de Yucatán.- Establecimiento del colegio de jesuitas en Mérida.- Sublevación de los indios de Nueva Galicia.- Ataque y defensa de Acaponeta.- Origen del nombre del Nayarit.- Fundación de las villas de Lerma, Guadalcázar y Córdoba.- Incendios y terremotos.- Expedición de Nicolás Cardona a California.- El marino holandés Spilberg apresa un navío de Cardona.- Combate en el puerto de Salagua entre los holandeses y las tropas de Nueva España.- El marqués de Guadalcázar es promovido al vireinato del Perú.- Gobierno de la Audiencia.- Muerte de Felipe III.- Llega a México el nuevo virey marqués de Gelves.

Capítulo décimo
(1622-1624).- Principio del gobierno del marqués de Gelves.- Carácter del virey.- El arzobispo don Juan Pérez de la Serna.- Disgusto entre el arzobispo y el virey.- Gran tumulto de México.- Sus causas y sus resultados.

Capítulo décimoprimero
(1624-1640).- Nombra Felipe IV virey de Nueva España al marqués de Cerralvo, y por visitador a don Martín Carrillo.- Llegan ambos a México.- Cómo son recibidos.- Prudente conducta del virey y del visitador.- El príncipe de Nassau toma el puerto de Acapulco y lo abandona pocos días después.- Regresa el visitador Carrillo a España.- Llega a Acapulco una escuadra holandesa.- Se proveen de víveres y se retiran.- El ayuntamiento de México representa, pidiendo la continuación de las obras del desagüe.- Indecisión del virey para resolver.- Continúan los trabajos.- Obstrúyese el túnel fabricado por Enrico Martín.- Prisión de éste.- Es puesto en libertad el mismo día que se inunda México.- Grande inundación en la ciudad.- Emigran los vecinos.- Epidemia.- Trátase de trasladar la ciudad a otro punto.- Opónese un regidor.- Se reprueba el proyecto.- Pacificaciones y sublevaciones en Sinaloa.- Misiones en Sonora y Chihuahua.- Noticia de la vida de Gregorio López.- Tradición que refiere que Gregorio López era el príncipe don Carlos.- Prohíbese el tráfico entre los puertos de Nueva España y del Perú.- Llega a México el nuevo virey marqués de Cadereyta.- Ocúpase inmediatamente del desagüe del Valle de México.- Nuevos informes y proyectos acerca de la obra.- Noticia de la muerte de Enrico Martín.- Se acuerda abrir el tajo de Nochistongo.- Dificultades en el gobierno de Nueva España.- Los holandeses se apoderan del puerto de Campeche.- Escaseces y exigencias de la monarquía española.- Arbitrios del virey para enviar recursos a la corte. El virey se apodera de los caudales de los particulares que van a España.- Inútil expedición a California.- Fundación de la villa de Cadereyta.- Llega a Veracruz el nuevo virey duque de Escalona.

Capítulo décimosegundo
(1640-1643).- Llegan a México el virey duque de Escalona y el visitador obispo don Juan de Palafox.- Carácter del duque de Escalona.- El nuevo virey procura fondos para remitir a la corte.- Arbitrios para proporcionárselos.- El obispo visitador procura quitar los curatos a los frailes y dárlos a clérigos.- Abusos de las comunidades religiosas.- Noticias de la familia y carácter de don Juan de Palafox.- Reformas intentadas en la administración eclesiástica por el virey y el visitador.- El virey procura reorganizar la armada de Barlovento.- Procura el virey enriquecer a sus criados y parientes y sacar ventajas personales de su gobierno.- Llega a México la noticia de la sublevación de Portugal.- Ordenes del rey y medidas que se dictan contra los portugueses en Nueva España.- Sospéchase que el virey protege a los portugueses y se inclina a favor del duque de Braganza.- Escriben de México al rey contra el duque de Escalona.- El duque es destituído y nómbrase en su lugar al obispo don Juan de Palafox.- El obispo toma posesión del vireinato por sorpresa haciendo aprehender al duque de Escalona.- Gobierno del obispo Palafox.- Gran controversia entre Palafox y la Compañía de Jesús.- Prohibe a los jesuitas de Puebla que prediquen y confiesen.- Resístense éstos a obedecer.- El provincial de los jesuitas en México se opone a Palafox.- Empréndese un gran litigio.- Los jesuitas nombran jueces conservadores.- Inquietudes y sediciones en Puebla.- Excomulgan, el obispo a los jesuitas y los jueces de éstos al obispo.- Ceremonias con que Palafox anatemiza a los jesuitas.- Los jueces conservadores van a Puebla.- Palafox se ausenta de la ciudad.- El provisor y cabildo de Puebla levantan la excomunión a los jesuitas.- Los jueces conservadores absuelven de la excomunión a Palafox.- Sale éste para España.- Solemne recibimiento que le hacen todos los pueblos y ciudades hasta su llegada a Veracruz.- Conspiración de don Guillén de Lampart o Lombardo.- Es aprehendido por la Inquisición.- Su proceso, sus declaraciones, sus antecedentes y su carácter.- Sus planes.- Fúgase de la Inquisición y es reaprehendido.- Es condenado a ser quemado vivo.- Ejecución de la sentencia.

Capítulo décimotercero
(1642-1660).- Llega a México el nuevo virey conde de Salvatierra.- Exigencias de la corte de España.- Estado de la colonia.- Persecuciones a los portugueses.- Exacciones del gobierno vireinal para proporcionar recursos a España.- Armada de Barlovento.- Malos tratamientos a los indios.- Atenciones extraordinarias del vireinato de Nueva españa.- Diferencias entre la Nueva Vizcaya y Nueva Galicia.- Expedición a California de Porter de Casanate.- El obispo de Yucatán don Marcos de Torres y Rueda es nombrado virey de México.- Enfermedad y muerte del obispo virey.- Gobierno de la Audiencia.- El conde de Alba de Aliste toma posesión del vireinato.- Grandes dificultades con que empieza en su gobierno.- Sublevación de los taraumares.- Medidas que se dictan para contener esta sublevación.- Fúndase la villa de Aguilar.- Misiones de los jesuitas.- El gobernador del Parral emprende la campaña contra los sublevados y logra reducirlos.- Disturbios en Yucatán.- Hambre en aquella provincia.- Muere asesinado el gobernador, conde de Peñalva.- Llega a México el nuevo virey duque de Alburquerque.- Hostilidades de los ingleses a las flotas de Nueva España.- Tentativa de asesinato contra el duque de Alburquerque.- Prisión y castigo del asesino.- Muerte de la Monja Alférez.- Noticias de su vida.

Capítulo décimocuarto
(1660-1680).- Toma posesión del vireinato el conde de Baños.- Riña entre el hijo del virey y el conde de Santiago.- Insurrección de Tehuantepec.- Causas de aquella insurrección.- Sublévanse muchos pueblos de Oaxaca.- Derrota de las tropas del virey.- Calma la insurrección el obispo Dávalos.- Choque entre el arzobispo de México y el virey conde de Baños.- El virey intercepta la cartas del rey al arzobispo.- Disgusto del arzobispo.- Retírase de la capital.- El virey acuerda desterrarle. Llégale al arzobispo cédula real reconociéndole como virey.- Trasládase a México y es reconocido por la Audiencia.- Destituye al conde de Baños y toma posesión del gobierno.- Acertadas disposiciones del arzobispo virey.- Corta duración de su gobierno.- El marqués de Mancera sustituye al arzobispo en el gobierno de la colonia.- Obstáculos con que se encuentra.- Hostilidades de los piratas en el Golfo de México y el Atlántico.- El famoso pirata Juan Morgan.- Empresas que acomete y lleva a cabo.- Inquietudes de los vecinos de las costas de Nueva España.- Empeño del marqués de Mancera en reparar la armada de Barlovento.- Llega a México la noticia de la muerte de Felipe IV.- Jura de Carlos II.- Nuevas e infructuosas expediciones a California.- Procura el virey cortar los abusos de los alcaldes y encomenderos.- Estado de la monarquía española.- Influencia de los sucesos de España en el gobierno de la colonia.- Disgustos de la corte con el virey marqués de Mancera.- Injustificable conducta de la corte con el virey.- Tráfico de negros en Nueva España.- Renuncia al gobierno de Nueva España el marqués de Mancera.- El duque de Veraguas toma posesión del vireinato y muere a los seis días.- Entra a gobernar el arzobispo don fray Payo Enríquez de Rivera.- Prudente conducta del arzobispo virey.- Procura atender a todos los ramos de la administración.- Crecen el poder y la audacia de los piratas.- Llegan a establecerse por las costas de Yucatán.- Sucesos de Nuevo México.- Insurrección de las tribus de aquella provincia.- Destrucción de los pueblos de españoles.- Ataque de la villa de Santa Fe.- Valerosa resistencia del gobernador Otermin.- Los españoles abandonan Nuevo México.- Fundación de la villa del Paso del Norte.- Invasiones de los tobosos en la provincia taraumara.- Misiones de los jesuitas.- Principio de la pacificación de los papigoches.- Misioneros jesuitas en Sonora y Sinaloa.- Tribus insurrectas entre la Nueva Vizcaya y Nuevo León.- Llega a México don Fernando de Valenzuela.- Su destierro y su muerte.

Capítulo décimoquinto
(1680-1689).- Gobierno del conde de Paredes.- Intento de reconquista y pacificación de Nuevo México.- Tumulto en Oaxaca.- Hostilidades de los piratas a la marina y en las costas.- Sucesos en las costas de Yucatán.- Inquietudes del gobierno y de los habitantes de las costas.- Sorprende el pirata Lorencillo a Veracruz.- Prisión de los vecinos.- Saqueo de la ciudad.- Crueldad de los invasores con los prisioneros.- Reembárcase Lorencillo llevándose a los vecinos y un gran botín.- Se detiene en la isla de Sacrificios.- Abandona allí a los vecinos y se da a la vela.- Providencia que toma el gobierno de México al saberse la invasión de Lorencillo.- Inutilidad del auxilio.- Llega a Veracruz el falso visitador don Antonio de Benavides.- Se pone en marcha para México.- Es aprehendido en Puebla y conducido a la capital.- Fórmasele proceso.- Es sentenciado a muerte y ejecutado.- Expediciones marítimas en busca de una colonia francesa establecida en las costas del Golfo.- Piratas en el Pacífico.- El pirata Lorencillo toma a Campeche.- Es derrotado por las tropas de Yucatán.- Lorencillo intenta apoderarse de Valladolid.- Construcción de la muralla de Campeche.- Invasiones de los piratas en Tampico.- El conde de la Monclova toma posesión del vireinato.- Nuevas investigaciones para encontrar la colonia francesa.- El conde de la Monclova establece un presidio en la frontera del Norte.- Envía otra expedición marítima a buscar la colonia francesa.- Inútiles expediciones de Otondo a California.- Intentos de fundar allí villas españolas que son abandonadas.- Expedición de Itamarra a California.- Sublevación de los tabaris, taraumares y conchos.- Es promovido al vereinato del Perú el conde de la Monclova y le sustituye en el de Nueva España el conde de Galve.

Capítulo décimosexto
(1689-1696).- Expediciones a Nuevo México.- Entrada de don Diego Vargas Zapata.- Toma y reconstrucción de la villa de Santa Fe.- Pacificación de la provincia.- Nuevas sublevaciones de los indios.- Somételos el gobernador Vargas.- Sale de Coahuila el gobernador Leon en busca de la colonia de los franceses.- Encuentra las ruinas del fuerte de San Luis.- Recoge unos franceses fugitivos.- Segunda expedición del gobernador de Coahuila.- Fúndanse las misiones de San Francisco de Texas y de Jesús, María y José.- Vuelve a Coahuila el gobernador.- Los soldados de las misiones maltratan a los indios.- Los misioneros resuelven retirarse.- Abandónanse las misiones de Texas.- Dispone el rey de España la fundación de un fuerte en Panzacola.- Embárcase con ese objeto don Andrés de Pez y don Carlos de Sigüenza y Góngora.- Reconocimiento de las costas.- Don Andrés Arriola levanta el fuerte de San Carlos en Panzacola.- Nuevas sublevaciones en Sonora y Chihuahua.- Campaña contra los sublevados.- Misión del padre Kino.- Alzamiento de los pimas.- Expediciones contra los piratas de la Laguna de Términos.- El virey de México envía tropas a la isla Española.- Batalla de la Limonada entre los mexicanos y los franceses.- Triunfo de la caballería mexicana.- Gran tumulto en México.- Incendio del palacio y de las casas de cabildo.- Tumultos en Guadalajara y Tlaxcala.- Renuncia el vireinato el conde de Galve.- Sustitúyele el obispo Ortega Montañes.- Tumulto en la plaza de México.- Disposiciones dictadas por el obispo virey.- Aparece una escuadra francesa por las Antillas.- Sálvase de ella la flota de Nueva España.- Llega a México el nuevo virey conde de Moctezuma.

Capítulo décimoseptimo
(1696-1699).- Empeño de los padres Salvatierra y Kino por la sujeción de California.- El padre Salvatierra consigue el apoyo de la Audiencia de Nueva Galicia.- Licencia del provincial de los jesuitas para emprender aquella expedición.- El padre Ugarte y el padre Salvatierra reunen limosnas para acometer la empresa.- Autorización del virey para llevarla a efecto.- Sale de México el padre Salvatierra.- Llega al río Yaqui.- Embárcase para California.- No le puede acompañar el padre Kino. Llegada del padre Kino a California y establecimiento de la misión de Loreto.- Exploraciones del padre Kino por las costas de Sonora.- Persuádese de que California es una península.- Descubre lo mismo posteriormente el padre Salvatierra.- El conde de Moctezuma procura restablecer la seguridad pública.- Disposiciones para reformar la armada de Barlovento.- Encuentro de esa armada con otra francesa.- Escasez de víveres en México.- Remédiala el virey.- Inundación de la ciudad.- Proyecto para abrir un camino entre Yucatán y Guatemala.- Reedificase el antiguo palacio de vireyes.- Fiestas por la canonización de san Juan de Dios.- Escándalo que da en esas fiestas el conde de Santiago.


LIBRO TERCERO
1700-1799

Capítulo primero
(Año de 1700).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVII.- El territorio, su división política y administrativa.- Ciudades, villas y pueblos.- Población.

Capítulo segundo
(Año de 1700).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVII.- Agricultura, minería y comercio.

Capítulo tercero
(Año de 1700).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVII.- La Real Hacienda.

Capítulo cuarto
(Año de 1700).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVII.- Religión.- Costumbres.

Capítulo quinto
(Año de 1700).- Estado de la colonia al terminar el siglo XVII.- Ciencias, literatura y bellas artes.

Capítulo sexto
(1701-1710).- Llega a México la noticia de la muerte del rey Carlos II y del advenimiento al trono de Felipe V.- Noticias del testamento de Carlos II.- Solemnes honras de Carlos II en Nueva España.- Jura de Felipe V.- Guerras en Europa.- Luis XIV envía dos escuadras a proteger las costas de Nueva España.- Regresa a España el virey de Moctezuma.- Sustitúyele el arzobispo Ortega Montañés.- Inquietudes y zozobras durante su gobierno.- Asuntos que más le preocuparon.- La flota de Nueva España es destruída en Vigo.- Escaseces de la monarquía española.- Llega a México el nuevo virey duque de Alburquerque, segundo de este título.- Gobierno del segundo duque de Alburquerque.- Se tiene noticia del territorio de Belice.- Osadía de los piratas en el golfo de México.- Disposiciones dictadas por el gobierno de España para proveerse de recursos.- Persecuciones a los piratas.- Empeño del virey para enviar recursos a España.- El duque de Alburquerque dicta disposiciones para la persecución de malhechores.- Sucesos en California.- Muerte del padre Kino.- Invasión de las tribus rebeldes en las fronteras.- Causas que motivaron la insurrección de los indios en el Nuevo reino de León.- Reflexiones sobre el gobierno del duque de Alburquerque.- Lujo y corrupción de las costumbres.

Capítulo séptimo
(1710-1733).- Toma posesión del gobierno el duque de Linares.- Juicio del duque sobre la sociedad de Nueva España.- Disposiciones que dicta al virey.- Armada de Barlovento.- Persecución de los ladrones.- Auxilios a los presidios.- Tranquilidad pública en el interior de la colonia.- Asiento de negros concedido a Inglaterra.- Piratas en las costas de Campeche y Yucatán.- Llega a México el marqués de Valero.- Invasiones de los franceses por la Florida.- Ingleses en la Laguna de Términos.- Expedición de Alonso Felipe de Andrade.- Llegan a México caciques de Texas a ajustar tratados de paz.- Sublevaciones en el Nayarit.- El cacique Tonatiuh se dirige a la capital de la colonia a hablar con el virey.- Tonatiuh promete recibir el bautismo en Zacatecas.- Expediciones al Nayarit.- Sucesos del Nuevo reino de León.- Corrupción de costumbres.- Renuncia el vireinato el marqués de Valero y le sucede el marqués de Casa-Fuerte.- Nuevas sublevaciones en el Nayarit.- Expedición del marqués de San Miguel de Aguayo a Texas.- Atacan los ingleses la isla del Carmen.- Peste y hambre en Yucatán.- Campañas del mariscal Figueroa contra los ingleses.- Triunfo completo de Figueroa.

Capítulo octavo
(1734-1745).- Gobierno del marqués de Casa-Fuerte.- Su fallecimiento y su entierro.- Entra en el gobierno de Nueva España el arzobispo don Antonio de Vizarrón.- Osadía de los ladrones e inseguridad completa en la colonia.- Terrible epidemia en México.- Preséntase diversas escuadras en el mar Pacífico.- El almirante Wernon aparece con su escuadra en el Golfo de México.- Sublevaciones en California.- El padre Ugarte se asegura de que California es una península.- El padre Guillén pide auxilio al arzobispo virey y no es atendido.- Los rebeldes de California atacan a los marineros de la nao de Filipinas.- El arzobispo virey ordena al gobernador de Sinaloa vaya a calmar la sublevación de California.- Derrotas de los sublevados de aquella península.- El duque de la Conquista sucede al arzobispo Vizarrón en el vireinato.- Desgraciado viaje del duque de la Conquista hasta llegar a Veracruz.- Corta duración del gobierno del duque de la Conquista.- Procura encontrar remedio a la mala situación.- Muere al año siguiente de su llegada.- Gobierno interino de la Audiencia.- Llega a México el conde de Fuenclara nombrado virey.- Persigue el virey a don Lorenzo de Boturini.- Una escuadra inglesa amaga las costas de México en el mar del Sur y se apodera de un galeón de Filipinas.- Disposiciones del virey sobre la Real Hacienda.- Llega nombrado como sucesor del duque de la Conquista el conde de Revillagigedo.- Sucesos de Yucatán.- El gobernador Salcedo forma una escuadra contra los ingleses apoderados otra vez de Belice.- Marcha de esta escuadra.- Presos que hace y triunfos que consigue.- Destruye las habitaciones de los colonos ingleses y quema todo el palo de tinte reunido por ellos.- Se dirige a las costas de Honduras.- Una tormenta dispersa la armada obligándola a volver a Campeche.

Capítulo noveno
(1746-1755).- Toma posesión del gobierno el conde de Revillagigedo.- Muerte de Felipe V.- Reflexiones sobre el gobierno de Felipe V.- Jura de Fernando VI.- Crítica situación de la colonia de Nueva España al ocupar el vireinato el conde de Revillagigedo.- Dedícase el rey de preferencia al arreglo de la Real Hacienda.- Una nave holandesa arriba al puerto de Matanchel.- Es recibida de paz por el alcalde de Huetlán, don Pedro de Vaquera.- Solicitan capitulaciones para la conquista de las Tamaulipas Orientales, don Antonio Ladrón de Guevara, don Narciso Marquín de Monte-Cuesta y don Antonio Fernández de Jaúregui y Urrutia.- Obtiene la preferencia Guevara.- Proposiciones de éste al virey.- Desecha el virey esas proposiciones.- Obtiene Guevara favor en la corte.- Ordena Felipe V se forme una junta de guerra para resolver los asuntos de las Tamaulipas.- La junta de guerra y el virey nombran a José de Escandón jefe de una expedición a Tamaulipas.- Prepara Escandón la expedición.- Operaciones de pacificación.- Resultados obtenidos por la expedición.- Pueblos y misiones fundados por Escandón.- Colonias francesas en Texas.- Intenciones del monarca en este asunto.- Viajes de los padres Consaj y Sedelmayer en la península de California.- Noticias de la California.- El gobierno español dispone se haga por su cuenta el comercio del palo de tinte de Campeche.- Se gastan grandes cantidades para llevar a cabo esa empresa.- Mal resultado que produce.- El marqués de Iscar gobernador de Yucatán, forma una escuadra contra los ingleses.- Toma el mando de esa escuadra don José de Palma.- Derrota Palma a los ingleses.- El marqués de Iscar es sustituído por el mariscal don Melchor de Navarrete.- Dispone Navarrete una gran expedición contra Belice.- Préstale auxilio el presidente de Guatemala.- Triunfos de las tropas de tierra y de la escuadra enviadas por el gobernador Navarrete.- El conde de Revillagigedo deja el vireinato de Nueva España.- Juicio acerca de su administración.

Capítulo décimo
(1755-1766).- Toma posesión del vireinato el marqués de las Amarillas.- Ocúpase del arreglo de la Real Hacienda.- Minerales en bonanza.- Seguridad pública.- Grandes litigios durante el gobierno del marqués de las Amarillas.- Las flotas de Nueva España.- Invasiones de los comanches por la provincia de Texas.- Avances de los franceses por la Florida.- Muerte del marqués de las Amarillas.- Gobierna interinamente la Audiencia.- Llega a México don Francisco Cajigal de la Vega por virey interino.- El marqués de Cruillas toma posesión del gobierno de Nueva España.- Jura de Carlos III en México.- Los seris y los pimas se sublevan en la provincia de Sonora.- Guerras con esas tibus.- Muerte del gobernador de Sonora don Antonio de Mendoza.- Insurrección de los indios en Yucatán, acaudillados por Jacinto Canek.- Derrota de los españoles.- Asalto al campo de los insurrectos por las tropas españolas. Derrota de Canek. Su prisión y su muerte.- Celébranse tratados de paz entre España e Inglaterra.- Lo que se conviene en ese tratado acerca del corte de palo de tinte por los ingleses.- Aclaraciones al tratado hechas por el rey de España.- El gobernador de Yucatán y el gobernador inglés de Jamaica tienen cuestiones por la interpretación y cumplimiento del tratado.- El marqués de Cruillas comienza a levantar ejército en Nueva España.- Organización de ese ejército.- El virey visita los cantones militares y las fortificaciones del puerto de Veracruz.- Llega a México don Juan de Villalba, inspector general de milicias.- Nuevas disposiciones para la organización del ejército.- Rivalidad entre el virey y Villalba.- Llega a México el visitador José de Gálvez.- Misión y facultades del visitador y antecedentes de su nombramiento.- Primeras disposiciones del visitador.- Estado de la colonia.- Tumultos y motines.- El marqués de Croix es nombrado sucesor del de Cruillas en el vireinato.- Residencia del marqués de Cruillas.- Primeros pasos políticos del marqués de Croix.

Capítulo décimoprimero
(1767).- Extrañamiento de los jesuitas.

Capítulo décimosegundo
(1768-1783).- El marqués de Croix procura arreglar el ejército.- Trabajos del visitador Gálvez.- Sale para la Baja California.- Exploraciones en la Nueva o Alta California.- Primeras expediciones por mar y tierra.- Llega el gobernador de Californias hasta el puerto de Monterey y regresa.- Segunda expedición.- El padre fray Junípero Serra.- Fúndanse misiones en San Diego y en Monterey.- El visitador Gálvez arregla los asuntos de la península de California y regresa para Sonora.- El visitador dirige la campaña de pacificación.- Indúltanse unas tribus y otras son vencidas.- Constrúyese el castillo de Perote.- Reforma del clero regular.- Arreglos en la Real Hacienda.- El arzobispo Lorenzana.- Su empeño en las fundaciones piadosas.- Su dedicación a la historia de la Nueva España.- Cuarto concilio mexicano.- El arzobispo Lorenzana procura la ilustración de los indios.- Renuncia el marqués de Croix el vireinato.- Don Antonio María Bucareli llega a México nombrado virey.- Tranquilo gobierno de Bucareli.- Sus acertadas disposiciones.- Hostilidades de las tribus sublevadas en las fronteras del Norte.- Proyecto de establecimiento de intendencias.- Opónese el virey.- Progresos y bienestar de la colonia durante el gobierno de Bucareli.- El comercio enriquece.- Las Provincias internas se reunen en una sola comandancia.- Muerte del virey Bucareli.- Gobierno interino de la Audiencia.- Don Martín de Mayorga, virey de Nueva España.- Casuales circunstancias a que debe su nombramiento.- Declaración de guerra entre Inglaterra y España.- Mayorga organiza con actividad el ejército.- Prepara la defensa de Nueva España.- Envía auxilios a las otras colonias.- Sucesos de Guatemala y la Luisiana.- Campañas de las tropas de Yucatán contra las colonias inglesas de Walix.- Disgustos del virey Mayorga con don José de Gálvez, ministro de Indias.- Renuncia el vireinato.- Es nombrado para sucederle don Matías de Gálvez.

Capítulo décimotercero
(1783).- Los tratados de paz.- El territorio de Walix o Belice.

Capítulo décimocuarto
(1783-1794).- Gobierno de don Matías de Gálvez.- Muerte del virey Gálvez.- La Audiencia entra a gobernar.- Muerte de fray Junípero Serra.- Expediciones marítimas de altura por las costas de California.- Expediciones por tierra.- Llega a México el nuevo virey don Bernardo de Gálvez.- Su carácter.- Procura granjearse el amor del pueblo.- Sospechas y acusaciones contra él.- Su muerte.- Gobierno del arzobispo Haro y Peralta.- Llegada del nuevo virey don Manuel Antonio Flores.- Estado de la Real Hacienda.- Dificultades que produce la nueva institución de las intendencias.- Muere en España don José de Gálvez.- Divídese el ministerio de Indias.- El virey Flores presenta su renuncia y es admitida.- Muerte de Carlos III.- Gobierno del segundo conde de Revillagigedo.- Cualidades del nuevo virey.- Grandes mejoras que plantea en la ciudad.- Su actividad, su energía y su acierto.- El asesinato de Dongo.- Importante desarrollo en los ramos de la administración.- Alístase una flotilla para establecer una colonia en Nutka.- Regresa esa expedición a San Blas.- Viaje de las goletas Sutil y Mexicana en busca de un estrecho en las bahías de Hudson y Baffins.- Nueva espedición a Nutka.- Diferencias entre los ingleses y españoles.- Convención entre España e Inglaterra sobre la posesión a Nutka.- Abandónase a Nutka por acuerdo de ambas naciones.- La revolución francesa.- Medidas que se dictan para impedir su influencia en México.- Revillagigedo reune y envía recursos al rey de España para la guerra con Francia.- El marqués de Branciforte sucede a Revillagigedo en el vireinato.

Capítulo décimoquinto
(1794-1799).- Desacertada marcha de la administración del marqués de Branciforte.- Confiscación de bienes a los franceses.- La guerra con la Gran Bretaña.- Tratado complementario celebrado entre Inglaterra y España con relación al territorio de Walix.- Operaciones militares en Yucatán.- Expedición del gobernador O´Neill contra Walix.- Mal éxito de aquella empresa.- Preparativos de defensa hechos por el virey de Branciforte.- El cantón de Jalapa.- Llega a Veracruz nombrado virey don Miguel José de Azanza.- Branciforte regresa a España.- Azanza en el cantón de Jalapa.- Corsarios ingleses en el Golfo.- Cantón de las tropas cerca de Veracruz.- Desarróllase la epidemia.- Se comunica a las milicias de Valladolid.- Noticia de la muerte del conde de Revillagigedo.- Sentencia del Consejo en la residencia del conde.- Llegada del nuevo virey don Félix Berenguer de Marquina.

Primeras conclusiones

Segundas conclusiones

Haz click aquí, si deseas acceder al catálogo general de la Biblioteca Virtual Antorcha.




En el nombre de Dios

Primera edición cibernética, julio del 2003

Captura y diseño, Chantal López y Omar Cortés



Haz click aquí para acceder al catálogo de la Biblioteca Virtual Antorcha



1

Ite, missa est, escuchó con toda claridad al sacerdote. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amen, balbuceó piadosamente santiguándose.

Era esa la segunda misa que escuchaba en ese martes, y con la vista fija en el altar decidió quedarse un rato para meditar sobre sus actos.

Como buen católico, apostólico y romano que era, se hincó, y penetrado de un místico sentimiento religioso, unió sus manos, cerró los ojos y empezó a orar, y mientras lo hacía no pudo evitar que su mente comenzara a divagar por sus recuerdos buscando a qué anclarse, en qué sitio de su vida detenerse, a qué actos aferrarse ...

Su natal Matehuala, los estudios en Monterrey y en México, su trabajo en Excélsior, sus amigos, Concepción, Jiménez, Trejo, la Viuda de Altamira, los maristas, el club de fútbol ... su mente revoloteando, yendo y viniendo, comiéndose años y eructando meses, revoloteando, revoloteando sin encontrar dónde ubicarse ...

Santa María, madre de Dios ..., de manera mecánica oraba; y su mente sumida en ese constante revoloteo entre todos y cada uno de los veintisiete años de su vida ... ruega, señora, por nosotros ... ; el colegio de San Borja, su actividad como profesor de dibujo ... los pecadores ..., la Asociación Piadosa del Sagrado Corazón, el que con la espada mata, con la espada muere, su práctica de tiro en las soledades de La Villa de Guadalupe ... ahora y en la hora de nuestra muerte, amen ..., y sus pensamientos revoloteando de un lado para otro, sin encontrar descanso, picoteando aquí, picoteando allá.

Dios te salve, María, llena eres de gracia ..., el atentado de noviembre pasado, Vilchis, su crisis espiritual ... el Señor esté contigo ... ¡matar no es cristiano!, y su angustia, su búsqueda de consejo ... bendito sea tu nombre entre todas las mujeres ... y Concepción tajante, Pepe, nuestros problemas se resolverían con la muerte de ese trío ... Abrió de súbito sus ojos, interrumpió su oración y empezó a jadear sintiendo que le faltaba aire y su corazón le reventaba en pleno pecho. Un sudor frío escurrió por su frente al recordar que ese día era el día, el día señalado, el día en que debía cumplir su santa misión. Volteando, nervioso, para todos lados, imploró la ayuda de Dios, de la Virgen, de los Santos, de los Mártires, y tan sólo volvió a tranquilizarse cuando su vista encontró reposo en un crucifijo en el que se hizo la ilusión de ver a un atormentado y agonizante Cristo, que con la cabeza sangrando por la corona de espinas a ella ceñida, le miraba sonriéndole buscando infundir el valor que requería, la fe que momentáneamente había perdido, el aplomo necesario para hacer lo que habría de hacer. Los latidos de su corazón volvieron a su normal ritmo y su respiración se volvió tranquila.




2

Antes de abandonar el convento, sostuvo una larga plática con la abadesa de la Llata, después se despidió y salió a la calle.

Ya había realizado todas y cada una de las recomendaciones que en su momento recibió. Se alejó de su familia; fingió un largo viaje para dejar la impresión, entre quienes le conocían, de que por algunas semanas estaría ausente de la ciudad; a cada instante practicaba los ejercicios espirituales que le habían aconsejado; sabía que su misión representaba su fin, pero ... ¿acaso Jesús no murió en la cruz para redimir a la humanidad? Alguien tenía que hacer lo que se debía de hacer, y a él le había sido encomendada esa acción.

Detuvo su andar en un estanquillo de periódicos y compró El gran diario de México, lo dobló colocándolo bajo el brazo y entró en la primera cafetería que encontró. Desayunó, y al terminar extendió su periódico y empezó a hojearlo buscando en sus páginas información sobre su objetivo. No encontró mucho, en la edición de ese día El Universal no ofrecía meticulosos detalles de las actividades del recién electo presidente. Esto lo enfadó un poco, pidió la cuenta, pagó y abandonó la cafetería dejando en la mesa el diario que momentos antes había comprado.

Se encaminó a la cita que con Jiménez acordó el día anterior. Despreocupado caminaba hacia la farmacia y comenzó a recordar sus actividades de los dos últimos días. Desde tiempo atrás anduvo como perro de caza olfateando y siguiendo la pista de su presa, pero desde el domingo pasado, el asunto había adquirido una nueva dimensión. La orden de realizar, lo más pronto posible, lo que debía de hacer, ya le había sido transmitida, y por esa razón había ido el domingo hasta Tacuba. Pensaba que ahí podría hacerlo, pero no tuvo oportunidad; regresó a la ciudad y paciente esperó frente a la estación Colonia el arribo de su objetivo, pero tampoco ahí le fue posible cumplir la encomienda; fue al Parque Asturias, anduvo husmeando, buscando la manera, pero sus esfuerzos resultaron estériles. Definitivamente no encontró la ocasión propicia.

Arribó a la farmacia y de inmediato divisó a Jiménez. Con cautela y enorme rapidez, se dirigió a él para, discretamente, tomarle la mano y besarla. Hijo, escuchó, es hora ya de que del límpido cielo descienda el rayo vengador. Hay inquietud en el rebaño porque la voluntad del Señor no ha sido aún cumplida. Tan sólo alcanzó a dar un movimiento afirmativo con su cabeza, antes de que Jiménez, dándole la espalda, saliera de la farmacia y se perdiera entre los transeúntes.




3

De la farmacia se trasladó a las calles de Jalisco, y ahí anduvo, en las inmediaciones de la casa señalada con el número 185, dando vueltas, sin despertar sospecha alguna, fingiendo las mil y una triquiñuelas que durante su entrenamiento previo, sus instructores le enseñaron.

Desde la semana anterior cargaba con él, a donde iba, la pistola que le había obsequiado Manuel. Estaba consciente de los inconvenientes que ello representaba en cuanto a su movilidad, pero no existía otra opción; él sabía, porque bien lo había aprendido, que en el momento menos pensado se le presentaría la oportunidad de cumplir su misión, y tenía que estar para ello preparado.

Notó inusuales movimientos frente a la casa Nº 185 y vio acercarse un auto con placas 6985. Espero el tiempo que debía esperar; miró como los autos, dirigiéndose a Insurgentes se enfilaban hacia el sur, y en el momento preciso, en el instante adecuado, detuvo un carro de alquiler para, ya en su interior, ordenar al chofer que se dirigiera al restaurante Trepiedi, lugar a donde suponía se había dirigido la comitiva.

Su error produjo en él una explosión súbita de ira, y contra sus costumbres, balbuceó dos o tres maldiciones para, de inmediato, controlarse, detener otro coche de alquiler y ordenar al chofer que se dirigiera al municipio de San Ángel, y lo dejara en el restaurante La Bombilla.




4

En esa ocasión no se equivocó, puesto que ahí sí se encontraba a quien andaba buscando.

Displicente se dirigió al bar, ordenó una cerveza y dando grandes tragos a ésta, supo que la hora ya había llegado.

Se levantó de la mesa que ocupaba dejando un billete a manera de pago y propina, dirigiéndose a los sanitarios. Entró, y tuvo el cuidado de cerrar por dentro la puerta. Se paró frente al lavamanos en el instante en que la sensación de un cada vez mayor hormigueo se extendía entre sus piernas. Empezaba a perder el control y hubo de abrir de golpe la llave del lavabo, y ahuecando ambas manos colocarlas debajo del abundante chorro para en seguida verter en su cara el líquido. Recuperó el control, tomó la toalla y secó su cara, para de inmediato extraer de entre sus ropas la pistola, revisarla y, zafándole el seguro, colocarla de tal forma que rápido uso pudiera hacer de ella. Se miró al espejo, con su mano se aliso el cabello y extrajo de los bolsillos de su saco la pequeña libreta que días antes comprara. Dio media vuelta, abrió la puerta del baño y como si nada se dirigió al lugar en donde se celebraba un banquete de homenaje.




5

La orquesta interpretaba bellas y alegres melodías. Nadie reparó por su presencia, y él tomó su lápiz y comenzó a dibujar en la libreta una caricatura. Su modelo involuntario lo fue el diputado Ricardo Topete, y cuando la hubo terminado, con fingido orgullo a él se dirigió para mostrársela y recibir lo que buscaba, la invitación hecha a manera de sugerencia, de dibujar al agasajado. El accedió, y mientras iniciaba sus trazos, en lo más profundo de su mente algo ocurrió que activó una inconsciente y a la vez apremiante necesidad de orar. Y en silencio, mientras realizaba su dibujo, comenzó a orar. Padre nuestro que estás en los cielos ..., con apuro pretendía hacer rápidamente sus trazos ... santificado sea tu nombre ..., y la orquesta empezó a interpretar El Limoncito ... venga a nosotros tu reino ..., y por fin había terminado, acercándose, con paso lento pero firme a mostrar al homenajeado su retrato ... hágase tu voluntad ..., llegó a sus espaldas y sobre la mesa puso su libreta ... así en la Tierra como en el cielo ..., en el instante en que las miradas de todos los que cerca se encontraban se fijaron, curiosas, sobre los trazos de aquel dibujo, él aprovechó ese segundo y, extrayendo la pistola, hizo fuego en la cara misma del festejado ... el pan de cada día ..., y ante la estupefacción de la asistencia, alcanzó a disparar aún sobre el cuerpo que en el suelo ya yacía ... dánosle hoy ... Sobre él se abalanzaron todos los que estaban cerca ... perdónanos nuestras deudas ..., y a golpes y patadas lo desarmaron tumbándole en el suelo ... así como nosotros perdonamos a nuestros deudores ..., prácticamente no sentía dolor alguno, y los golpes que a raudales sobre él caían ... y no nos dejes caer en la tentación ..., no le producían ningún efecto. Sintió cómo le arrastraban, jalándole del cabello y de las mangas de su saco ... más líbranos del mal ..., ya nada importaba, había, por fin, cumplido su encomienda ... amen.




6

Nada ni nadie pudo evitar que ese 17 de julio de 1928, José de León Toral asesinara al recién electo Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien, en medio de un charco de sangre, exhaló el último suspiro al pie de un enorme letrero que con grandes letras señalaba: Homenaje de honor de los guanajuatenses al C. Alvaro Obregón.




Agustín Cortés Gaviño


Como un fantasma que buscara un cuerpo

Cuarta edición cibernética, enero del 2003

Captura y diseño, Chantal López y Omar Cortés



Haz click aquí para acceder al catálogo de la Biblioteca Virtual Antorcha



Indice

Presentación

Como un fantasma que buscara un cuerpo

Nos veremos en Macondo.

Nacido del sueño.

Y otras cosas inverosimiles.- Memoria de un fantasma desvalagado I.

Memorias de un fantasma desvalagado II.

Memorias de un fantasma desvalagado III.

Memorias de un fantasma desvalagado IV.

Memorias de un fantasma desvalagado V.

Memorias de un fantasma desvalagado VI.

Memorias de un fantasma desvalagado VII:


Presentación

Publicado en el año de 1973 en la Colección Zenzontle, el libro Como un fantasma que buscara un cuerpo, refleja a las mil maravillas el carácter y la forma de ser de mi hermano. El volver a leer las Memorias de un fantasma desvalagado, ha sido para mi una experiencia realmente reconfortable.

En los pensamientos expuestos en este libro, vuelvo a encontrar a mi hermano, el adolescente existencialista, rebelde, íntegro y con esa dignidad que siempre le caracterizo.

Leer nuevamente Memorias de un fantasma desvalagado constituyó para mi realizar un hermoso viaje al pasado, un pasado lleno de recuerdos, quizá no todos muy agradables, pero si lo suficientemente humanos como para poder volver a recrearlos con mucho cariño.

No hay más que decir que no sea el invitar a la lectura del libro todo y, particularmente, de Las memorias de un fantasma desvalagado.

Omar Cortés

Volver al Indice


Como un fantasma que buscara un cuerpo

El marcha solo, infatigable,

encarcelado en su infinito,

como un solitario pensamiento.

como un fantasma que buscara un cuerpo.

Octavio Paz

Bajaras por la escalinata que conduce directamente a la fuente. En la mano derecha llevarás el viejo portafolios color mostaza y la izquierda sujetará la correa del bolso de piel gris que cuelga de tu hombro. Fijaras la mirada de esos tus ojos líquidos, como el agua que brota de la fuente, a través de las figuras de trasgos demoníacos que la decoran.

Te detendrás antes de descender el último escalón y esperaras hallarme aguardando - con un libro en las manos - la llegada de algún espíritu chocarrero.

Te miraré llegar, seguiré con la mirada cada paso tuyo, desde que empieces a bajar la larga escalinata. Sonreiré cuando te detengas, antes de bajar el último escalón, y trataré de pronunciar tu nombre en voz alta sin lograr que me escuches, debido al sordo rumor que produce el funcionamiento de la fuente.

Los muros del cuarto estarán cubiertos de un color verde oscuro, recordarán el húmedo musgo, el lamoso fondo de la fuente. El techo será blanco y en los rincones se desplegaran las inquietantes figuras de varias telarañas.

Estarás durmiendo, desnuda, a mi lado y con el tacto iré recorriendo el contorno de tu cuerpo: tus muslos, tus caderas, tus senos pequeños y temblorosos, tu largo y fino cuello - de un color más moreno -, tu rostro de facciones angulosas, tu sonrisa infantil de querube renacentista.

No sé qué palabras pronunciaremos, o si nos será dado pronunciar palabra alguna. Sentiré tu mano acariciar mi nuca y suavemente te besaré en una mejilla.

El tiempo es frío, largo, y una neblina fina cubre el parque concediéndole un aspecto fantasmal.

En una banca semiderruída leo sin mucho convencimiento cualquier libro. Cuando el viento sopla siento cómo se estrellan en mi rostro algunas gotas de agua, provenientes de la fuente decorada con trasgos y demonios. De vez en vez vuelvo la vista hacia la interminable escalinata y sonrío al imaginar tu llegada.

Mientras, quizá te deslizas por una calle mojada, sin pensar siquiera que en un parque - para ti desconocido - donde existe una larga escalinata y una fuente decorada con trasgos y demonios, alguien aguarda paciente tu llegada.

Volver al Indice





Nos veremos en Macondo

Era la época en que querías hacerlo, los días en que algo como un frenesí se apoderaba del mundo y te envolvía sin remedio; los días de los pájaros sin alas y las serpientes picudas; los calurosos días de verano en que el cielo se transformaba en un monumental espejo azul.

Aún lo recuerdo, aún recuerdo el día que junto al estanque de los cisnes ilusionados me relatabas viejas historias del tiempo del Coronel Aureliano Buendía, y me describías aquel mundo alucinante recalentado por un sol inmemorial.

No ha pasado tanto tiempo para olvidarlo, por lo menos no aquí, en esta biblioteca donde los libros se deshacen si no los terminas de leer y donde busco la fórmula perdida para llegar al país de Nunca Jamás.

No puedo negar, te confieso, que he sentido en ocasiones deseos por saber qué pasa allá afuera, en ese mundo que olvidé una noche de invierno y no he podido volver a recordar.

Simplemente no puedo imaginar qué ha sido de tu vida, si todavía paseas por los bordes del estanque de los cisnes ilusionados, si aún te gusta sentir la frescura del agua sobre el rostro en el bosque de la lluvia perpetua o si no has olvidado el camino al jardín de los rosales perennes.

Quisiera pensar que aún es así, que nada ha cambiado, pero la razón me dice que eso es imposible, que las cosas se transforman y que en este mundo nada permanece. Es en esto último donde yo no quepo, cuando digo en este mundo me refiero al tuyo, a ese en el que un día viví, el que se me olvidó, el que para mí dejó de existir.

En el que ahora vivo nada es, todo se desliza, se mantiene flotando en una eterna corriente de olvido, nada cambia porque nada muere, todo permanece porque nunca ha sido. Tal vez consiga algún día encontrar la fórmula perdida, entonces te llamaré para que juntos vayamos al país de Nunca Jamás.

Desde mi lugar puedo mirar hacia el jardín, a través de las rejas veo a los otros buscadores pasearse con sus batas blancas y la mirada perdida en alguna fugaz visión del paraíso. Hay entre todos un pacto secreto, inviolable, que consiste en que cualquiera que encuentre la fórmula tendrá que comunicarlo a los demás. Cada cual tiene su método, el mío es leer todos los libros no escritos, aquellos que se deshacen si no se termina de leerlos, en ellos creo se encuentra la clave del misterio.

Quisiera saber de ti, si todavía existes. No pierdo la esperanza de volverte a ver, de escuchar de nuevo tu risa, de tocar de nuevo tus manos; tus manos suaves, delgadas, largas, inexistentes. Tal vez algún día, un día de estos, caluroso, vitalmente explosivo, nos volvamos a encontrar. Sí, tal vez un día de estos, en Macondo ...

Volver al Indice





Nacido del sueño

Bienaventurados los que sueñan porque ellos verán a Dios.

Evangelio según Judas Iscariote.

Debe estar ahí, en el vacío de aquel atardecer. Acostado debajo de un árbol y con los ojos entrecerrados, sumido en ese estado de ensoñación que fue su vida entera.

No lo engendró nadie, nació del deseo. Dicen que cuando su madre lo supo rompió a llorar, pues bien sabía que el hijo que así había surgido en sus entrañas no serviría sino para soñar y ésa es una actividad dolorosa, terrible, maldita, en el mundo de los hombres.

Dicen también que su madre nunca mostró ninguna señal de llevarlo durante la preñez y que, en el momento del parto, no sintió ningún dolor, sino algo así como un suspiro que salió del vientre.

Desde pequeño dio muestras de sus peculiaridades, lo que le atrajo el desprecio del pueblo entero; por esto su madre lloraba todas las noches.

Se cuenta que hubo quien lo vio volar junto a las mariposas en primavera, y de quien lo vio transformarse en trucha para deslizarse en los ríos durante el verano.

Lo cierto es que jamás dio muestras de interesarse por nada en particular; nunca asistió a la escuela, ni se aplicó al aprendizaje de ningún oficio. Se le veía vagar por días enteros entre las montañas y bosques que rodeaban la población.

La pasividad de su existencia llegó a ser considerada subversiva y un sentimiento de antipatía se fue acrecentando en contra suya. Las autoridades civiles le temían porque era capaz de sobrevivir sin acatar ninguna de las convenciones sociales o legales; las eclesiásticas porque lo que de él se contaba contravenía los sagrados preceptos instaurados para el cómodo vivir de los ministros de Dios; y el pueblo entero por un instintivo sentido de defensa ante lo que representaba algo extraño, incomprensible y, por tanto, peligroso.

Todo lo anterior culminó una tarde airosa, cuando el hijo del Presidente Municipal desapareció y alguien comentó que había sido secuestrado por el soñador. El pueblo entero aprovechó la oportunidad y se lanzó contra la casa que se encontraba entre dos sauces llorones en una de las orillas del poblado.

La casa fue incendiada y la madre del soñador quemada con leña verde, pero él nunca pudo ser localizado. Tres días después apareció el hijo del Alcalde, que había tenido una aventura con un predicador homosexual.

Fue entonces que llegó el viento, un viento pertinaz, rencoroso, que todos los días barría las calles y debilitaba los muros de las casas. Poco a poco se realizó el éxodo, la gente fue abandonando el pueblo donde el viento no dejaba vivir, y las casas fueron desmoronándose y los campos se cubrieron de cizaña y serpientes.

Entonces el soñador regresó y ahora ha de estar ahí, bajo un árbol, con los ojos entrecerrados, escuchando silbar al viento.

Volver al Indice





Y otras cosas inverosímiles

Memorias de un fantasma desvalagado

I

En verdad, en verdad os digo que estar vivo es una joda.

Evangelio según Judas Iscariote

A veces la gente se pierde en el vacío, como que se van convirtiendo en sombras, hasta que ya no queda nada de ellas; como que se diluyen así, sin más, simplemente porque ya no tienen donde existir su cuerpo (siempre me he preguntado sino es el alma la que contiene al cuerpo y no al revés como vulgarmente se cree).

También luego siento como que las ánimas en pena no son sino aquellas almas, suficientemente fuertes, que han perdido el cuerpo y que quieren seguir viviendo entre nosotros.

Pero total, la vida dura lo que tarda en consumirse un cigarro, lo que tarda un buen trago en irse aposentando suavemente entre la sangre.

Todo esto viene a propósito de que se hace de noche y de que los perros ladran allá a lo lejos, como queriendo prevenirnos de que algo anda mal, de que perdimos el rumbo y de que el polvo del tiempo no tiene vuelta de hoja posible.

También viene a propósito de que a estas horas el silencio va penetrando por todo el cuerpo, dejando que se escape la angustia, que había conseguido contener por todo el día, y que la soledad vaya tomando la forma de un dolor pesado, obsesivo, como el ladrido incesante de los perros.

Me abandono entonces al silencio, dejo que la angustia vaya saliendo y que la soledad me triture, con la esperanza de que se aburran y se larguen a fastidiar a otro lado y me dejen vacío y me quede sin sombra y me vaya diluyendo sin remedio.

Pero no se van, ha de existir un cordón umbilical que las mantiene unidas a mí, y las siento enroscarse, triturar, juguetear en mi alrededor, y siento que la solución no consiste en ahuyentarlas, sino en dominarlas, en transformarlas en materia positiva que dé fuerza de existencia al alma que contiene mi cuerpo y la haga ser en sí, encontrar su razón de ser en sí misma.

Ahora que, es de considerar, eso es bastante difícil cuando uno se encuentra en mitad de la oscuridad, solo, en un lecho frío, con los ojos pelones, asombrados ante el dolor de estar vivo y escuchando ladrar, allá lejos, a los perros ...

Volver al Indice





II

Tu perfil se dibuja en la semioscuridad de la habitación. Te observo lejana, sumida en pensamientos que me son ajenos y un dolor indefinible me oprime la razón. En algún lugar una sinfonola deja escapar las notas de un bolero cursi.

Quisiera poder decirte cosas, cosas, cualquier clase de cosas que fueran capaces de establecer una real comunicación entre nosotros. Quisiera pasar mis manos por tu cuerpo, quisiera dejar mis labios abandonados en los tuyos, quisiera tantas cosas en medio de esta habitación semioscura en donde te defines como una forma vaga, inalcanzable, deslizándose entre la luz de neón que se cuela por las rendijas de la persiana y las notas del bolero cursi que sigue escuchándose.

El olor de tu cuerpo trae lejanas y sutiles imágenes de bosques encantados, de playas solitarias, de trigales ondulantes, de caminos que aún no son andados.

La soledad es el camino inevitable que me tocó seguir, la soledad que dibuja sombras fantasmagóricas en el techo de la habitación, de esta habitación de forma cónica en que me encuentro y donde negros murciélagos cuelgan en las paredes. Esta habitación que se expande y contrae como gigantesco pulmón.

El viejo bolero cursi ondula y se desliza, se cuela por las hendiduras y crea un halo de sonidos sordos, apagados, que envuelve el lecho en que descansa tu cuerpo, cuyo perfil contemplo y trato de fijar en mi recuerdo.

El olor de tu cuerpo, el volumen de tus senos, el sabor agridulce de tu pubis, todo eso que eres tú, que conforma tu perfil material, todo eso que me es tan lejano y que me produce esta sensación de desconsuelo, de desesperanza profunda.

Alargo una mano tratando de alcanzarte y sólo encuentro un vacío infinito, lamentable, dolorosamente helado.

Pero sé que estás ahí, donde tu perfil se dibuja, envuelto por la semioscuridad de la habitación y las notas de un bolero cursi. Y sé que representas la única salida de esta habitación cónica donde los negros murciélagos cuelgan de las paredes y donde la angustia me hace repetir una y otra vez tu nombre.

Volver al Indice





III

Cuando comienzan a escupirse carajos la cosa es grave, porque eso significa que hay algo que ya no cabe allá adentro.

Entonces vas a un espejo y te miras sin descubrir nada, nada aparte de ese rostro que lentamente va desmoronándose a golpes de llanto contenido y palabras frustradas.

Y los carajos siguen ahí, uno tras otro, como la sombra de algún fantasma neurótico. Y como que tienen que salir, que escupirse antes que te estrangulen la poca vida que te queda.

Comienzas entonces a sentirte como una mentada de madre dicha a un huérfano, como un garañón castrado, como una prostituta con cinturón de castidad ...

Y la vida es entonces lo que siempre fue sin que te dieras cuenta: una interminable sucesión de absurdos ideados por algún dios esquizofrénico.

Piensas entonces en algún nombre, un nombre que sólo yo y tú sabemos, un nombre que se repite hasta el cansancio en las noches de cama fría y sexo abandonado, un nombre que es casi el símbolo de tu incapacidad para dominar tanto carajo que pugna por salir.

Y todo sigue igual, tú, con tu rostro quebrado frente al espejo y en la garganta una breve vibración que va creciendo, creciendo, hasta que sientes que ya está en la boca, que rebota en los labios y que los obliga a abrirse en un ruidoso y amargo ¡carajo!

Volver al Indice





IV

Creerás que no lo puedo ver de esa manera. Creerás que no puedo concebir la vida como ese estado complaciente y egoísta de pura satisfacción material. Creerás que no puedo admitir la negación vital (de las propias inquietudes) en aras de un cúmulo de convenciones sociales vacías, hueras, sin posibilidad de trascendencia posible - tú les llamas matrimonio conveniente, trabajo bien remunerado, posición social aceptable; yo simplemente les llamo mierda -.

Ya sé que no soy nadie, que no tengo autoridad para hablar así, que no me interesa ningún Ing. Lic. o Dr., que anteponer a mi nombre y que si tengo estudios es por otra razón que tal vez jamás llegues a comprender.

Sé también que únicamente soy un pinchurriento poeta, un ser irresponsable e indigno, quizá, de ocupar altos puestos de responsabilidad, pero ya ves, yo todos esos conceptos me los paso por el arco del triunfo.

En este mundo, quiéraslo o no, todos nos tenemos que partir la madre, cada cual a su manera, pero todos, ¿entiendes? Y a los que menos se nos nota somos quizá los que más duro nos la partimos, porque somos conscientes de que nos la estamos partiendo ...

Pero para que te digo más si sé que no me vas a hacer caso o simplemente vas a reírte, para qué si tú ya comenzaste a ganar el mundo ...

Volver al Indice





V

Que no te cuenten cuentos, que el vivir se pierde a veces entre el terror de estar vivo y te dejan desnudo a mitad de la noche.

Déjalos ladrar, soñar que viven su propio sueño, y dedícate a soñar tu vida ... y la de ellos.

Que no te vengan a decir que sólo de los cuerdos, de los normales es el mundo, porque te estarán mintiendo con cada sílaba.

Te acuchillarán el alma, es verdad, te perseguirán como perro rabioso, sin darse cuenta que en la rabia está la salvación, te injuriarán y te negarán no tres veces sino un ciento tres veces, pero eso es lo de menos. Lo de más estará en ti mismo, en la conciencia de que son tu sueño.

Que no te digan que vivir de rodillas es la posición más cómoda, porque ése es el mayor embuste que puede decirse. Que no te digan que Dios se encuentra allá, en los abismos metafísicos, porque Él está aquí, porque eres tú y es ellos y es todo - no es por otra cosa que tienen a Aquél clavado -.

Te temerán, es cierto, porque temen a todo lo que no comprenden y jamás podrán comprender al que está de pie ... de pie y soñando.

Volver al Indice





VI

Cuando el silencio te degüelle el alma lo pensarás mejor. Te dirás entonces que tal vez yo no andaba tan equivocado y que todo aquel silencio era por algo.

Cuando la soledad - la de verdad, la que traspasa, la que no se grita, la que se sufre entre rodajas de angustia -, cuando la soledad, te digo, comience a deshilacharte los sentidos, comprenderás, tal vez, que vivir no es el mejor de los caminos, pero que tenemos que andarlo dándonos de putazos contra el viento.

Comprenderás, espero, que hay que lancear molinos y acuchillar ovejas para vencer el miedo; el miedo, si, el miedo de saber que alguien nos jugó una mala pasada y nos quitó de plano la posibilidad de crear.

Cuando, una noche cualquiera, sientas el lecho frío, sin mujer, sin donde reposar tu sexo y tu amargura, entenderás por qué el silencio es oro y las apariencias engañan.

Cuando, frente a una calle larga, que se pierde muy lejos, te sientas angustiado, perdido en tus recuerdos y sin saber por qué o para qué seguir y te mires las manos vacías y el sexo marchito y desolado de tanta espera y ansia y te mires los ojos, los ojos azorados y dispersos buscando una señal que nunca llega.

Entonces, cuando estés frente a ti, sin adiciones, sin falsos ornamentos y la única verdad seas tú mismo; entonces, digo, entonces, entenderás por qué se suicidan los poetas.

Volver al indice





VII

Para hablar de cosas tristes estamos aquí tú y yo. Para hablar, por ejemplo, de esos ojos que nunca se encuentran pero que se sabe existen.

Y es que no se puede hablar sino de cosas tristes cuando el calor del sol sólo se percibe entre las rendijas de la soledad, y eso es algo que sabes muy bien, como también sabes que de noche no se encuentran los caminos y que las estrellas están muy lejanas.

Pero la sangre se nos escapa y puede que no sepamos nunca en que lugar del infierno nos hallamos, si al final, al principio o en ninguna parte.

Y hay que hablar de algo, de insomnios enloquecidos, de fantasmas suicidas, de sexos encarcelados, de todo eso en lo que tú y yo podemos entendernos, porque para ti y para mí son lugares comunes.

Para hablar de cosas tristes nos pintamos solos, ¿verdad? Para darnos de topes con la angustia, con el dolor de no encontrar en quién disolver la soledad y en quedarnos callados cuando las tinieblas serpentean entre los dedos.

Volver al indice




No lo hagas

Canción de Dolenz, interpretada por el grupo de rock Antorcha, cuando éste estaba compuesto por:


Jorge González, primera guitarra y coro.


Fernando Mercado, guitarra rítmica y coro.


Bernardo Minerva, percusiones y voz.


Omar Cortés, bajo y coro.


Victor Motta, teclado y coro.




Explicación

En 1966, el grupo de rock Antorcha, bautizado originalmente por una compañía disquera como Las Antorchas, entró en un proceso de transformación harto prematura. En efecto, todavía durante ese año, portaba el nombre original escogido por sus integrantes fundadores, esto es, Broken souls (Almas rotas).

Téngase en cuenta que el grupo fue iniciado en 1965 por Bernardo Minerva y Omar Cortés, ambos estudiantes de secundaria en el colegio Franco-Español. Posteriormente invitarián a Victor Motta y a Jorge González, también alumnos de la misma escuela, quedando así constituído el grupo musical.

En el transcurso del año siguiente, se integraría Fernando Mercado y, paralelamente, se recibiría una propuesta por parte de una compañía disquera para que el grupo se encaminara por los trágicos y tortuosos senderos de la exclusividad. Aquella propuesta incluía un plan bastante trasnochado según el cual, el grupo sería impulsado, léase: inflado de manera artificial. Hubo, como era de esperarse, directores artísticos y toda una faramalla increíble que sólo nuestra corta edad explica que nos haya alborotado.

Resultaba más que evidente que nuestra novatez, carencia de experiencia y de conocimientos musicales iban, tarde que temprano, a imponerse haciendo humo todas aquellas fantasías infantiles. Y, en efecto, así terminaría sucediendo pero, en aquel corto periodo en el cual nuestras cabezas se hartaron con los cantos de sirena de la promesa de una súbita fama, y nuestras infantiles ilusiones llegaron a creer que aquello iba a ser posible, el grupo tuvo oportunidad de experimentar muchísimas cosas nuevas.

El acudir a estudios de grabación, participar en giras musicales, ser anunciados en la radio como complemento del obsequio que una conocida radiodifusora de aquella época prometía a los radioescuchas que con ella se comunicaran, ofreciendo el montarles una posada con todo y grupo musical; en fin, una serie de cosas que lograban que un preparatoriano se llegase a sentir diferente, importante, distinguido...

La melodía que aquí se incluye corresponde a aquella heróica época, es decir... 1966.

Enero de 2005

Omar Cortés





Letra de la canción

Autor de la letra: Bernardo Minerva


(Comienza con voz y coros)

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas sin mi.

(Voz sin coros)

La otra noche te oí decir,

que muy pronto te irás de mí;

que por mi culpa no eres felíz,

y que por eso te vas de mi.

(Coro)

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas sin mi.

(Voz sin coro)

Tu sabes que te quiero,

y tu me quieres a mi,

por mas que tu te escondas,

no me olvidarás.

(Coro)

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, hay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas sin mi.

(Voz sin coro)

Tu sabes que nuestro amor,

no podrá morir así;

y aunque todos se opongan a él,

nunca te abandonaré.

(Coro)

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas.

No lo hagas, ay no te vayas sin mi.




Importante

Toma en cuenta que el tiempo que tardarás en bajar esta melodía se encuentra relacionado directamente con la conexión que utilices. Si tu conexión es de banda ancha, el tiempo será corto, pero si utilizas una conexión telefónica normal, puede ser que te tardes algunos minutos en bajarla

Haz click aquí, si deseas escuchar esta melodía


Haz click aquí para acceder al catálogo de la Biblioteca Virtual Antorcha






BIBLIOTECA VIRTUAL ANTORCHA



Más de 450 títulos a tu disposición
Temas de literatura, historia, política, filosofia, derecho, pedagogia y psicologia.






ENTRA

HEMEROTECA VIRTUAL ANTORCHA



Varias colecciones de periodicos
Periódicos insurgentes
Periódicos del movimiento obrero mexicano del siglo XIX
Periódicos de la revolución mexicana
Revistas y periódicos libertarios




ENTRA

FONOTECA VIRTUAL ANTORCHA



Explicación y canciones del grupo de rock Antorcha
Conferencias y discusiones sobre temas diversos
Documentos sonoros libertarios



ENTRA

VIDEOTECA VIRTUAL ANTORCHA



Diversos actos y actividades, además de películas y documentales.



ENTRA

CATÁLOGO DE EDICIONES ANTORCHA



Catálogo de la Editorial Antorcha



ENTRA

MISCELÁNEA VIRTUAL ANTORCHA



Artículos de opinión



ENTRA

Ante la insistencia de algunos amigos y conocidos, ponemos un correo electrónico a través del cual puedes, si es tu deseo, entrar en contacto con nosotros.

Envíanos tu mensaje