Mitos de la humanidad

La cristiandad antes de la cristiandad

LOS GNÓSTICOS


La corriente de los gnósticos, corre paralelamente al cristianismo, incluso podría decirse que le precede con mucha antelación. Así, afirmar que los criterios gnósticos sean una herejía, es una aberración, sólo se puede señalarles como corrientes paganas y nada más.

Emparentado con filosofías antiquísimas, el pensamiento gnóstico en su búsqueda del conocimiento como fuente de liberación, constituía un árbol bastante robusto en los albores del cristianismo, al que influenciaría muchísimo, y que en la actualidad se conoce como el cristianismo gnóstico, corriente que a medida que la cristiandad se desenvuelve terminará viéndose enfrentada con otras subcorrientes del mismo cristianismo. Hasta aquí el asunto es comprensible. Pero, con la irrupción de quienes se autoproclamaban representantes de Dios en la Tierra, es decir, la casta sacerdotal, a la que podemos encuadrar dentro de los profesionales de la fe, todo cambiaría y las disputas teológicas alcanzarían tintes trágicos.

Comenzaría entonces una dolorosísima etapa que generará serios enfrentamientos e incluso cismas en el seno de la cristiandad, adquiriendo el cristianismo un rostro nada amable para todo aquel que osase poner en duda el poder de esos profesionales de la fe.

Es dentro de este laberinto de pasiones que el tema del gnósticismo vuelvese asunto de suma importancia para el posterior desarrollo del cristianismo, a tal grado que durante los primeros siglos de la cristiandad, el pensamiento gnóstico ejercería una influencia determinante, pero finalmente extirpada por los profesionales de la fe de manera violentísima.

En efecto, la burocracia religiosa, que en determinados momentos del desarrollo de la cristiandad, irrumpió apoderándose de las hermandades cristianas, desplazando o destruyendo sus estructuras iniciales, que por lo general partían de principios igualitarios y libertarios con marcadas tendencias autogestivas, imponiendo, a contraparte, los criterios que ellos, los profesionales de la fe bregaban por universalizar como la razón sine qua non de su concepto de cristiandad. Y así, la imposición de estructuras autoritarias y centralistas devino en el santo y seña de la casta sacerdotal.

Fue precisamente en ese proceso de substitución cuando, dando, como comunmente se dice, palos de ciego, la élite naciente de los profesionales de la fe, pusiéronse a descalificar a todo aquello que colocase en entredicho su rapaz autoritarismo; politizando a tal grado las diferencias doctrinales o interpretativas de textos y filosofías que por lógica mantenían con otras vertientes de pensamiento teísta, que se creó una auténtica torre de babel, generándose una confusión de tal magnitud, que, por supuesto, muy buen partido supo sacar la naciente burocracia clerical de los profesionales de la fe.

Así, aturdidos por la ceguera que les producía el grillerío que desarrollaban, pusiéronse a descalificar en el mejor de los casos o a excomulgar de su seno a corrientes teístas que nunca pertenecieron a su comunión, y que no tenían por qué estar sintonizados con el mundo jerárquico que se empeñaban en imponer a todo y a todos.

El ejemplo más claro de esto lo tenemos en el catarismo; movimiento social y religioso que durante el medievo se desarrolló en una vasta extensión territorial de lo que ahora es Francia, y que fue catalogado, por los profesionales de la fe, como movimiento herético, cuando las raíces de esta corriente no tienen nada que ver con las ideas que profesaban los profesionales de la fe; tenían concepciones muy diferentes los que predicaban y seguían estas tendencias. Los cátaros nunca estuvieron emparentados con el cristianismo romano propio de los profesionales de la fe; su idea del mundo, de la divinidad, de las relaciones entre ésta y aquél, nada, absolutamente nada tenían que ver con la visión propia de quienes se empeñaban en reconstruir la grandiosidad imperial romana en Europa. La lucha entre los cátaros y los profesionales de la fe, no fue un enfrentamiento teológico sino un choque claramente geopolítico, en pocas palabras una lucha por el poder y no precisamente por el poder espiritual, lo que reveló la existencia de varios cristianismos, o más bien, de diversas interpretaciones del credo cristiano que a lo largo de los siglos se habían ido desarrollando en distintos lugares.

El video que aquí te invitamos a ver, aborda directamente los gnósticos de una manera harto interesante y bastante amena, por lo que es ampliamente recomendable. Se encuentra colocado en el sitio Google videos, y fue digitalizado, si nos atenemos a la leyenda que está colocada en la parte inferior del video, por Tribuna Virtual.com.

Julio del 2009

Chantal López y Omar Cortés


Haz click aquí, si deseas acceder al catálogo de la Videoteca Virtual Antorcha.


IMPORTANTE

Para que puedas ver este video sin interrupciones, lo más conveniente es que accedas desde un equipo que cuente con conexión de banda ancha a Internet, de lo contrario podrías experimentar constantes cortes.